Han pasado exactamente dos semanas desde que Carlota Corredera dijera adiós a 'Sálvame' después de 13 años formando parte del equipo. La presentadora ponía tierra de por medio y disfrutaba de un viaje de desconexión en el País Vasco junto a su familia. De vuelta en Madrid y volcada en sus nuevos proyectos profesionales y personales, la gallega ha reaparecido públicamente para arropar a su amiga Belén Esteban en un acto fuera de Mediaset.

Artículo recomendado

Carlota Corredera pone tierra de por medio tras su adiós definitivo a 'Sálvame'

Carlota Corredera pone tierra de por medio tras su adiós definitivo a 'Sálvame'

Muy sonriente y visiblemente tranquila, Carlota Corredera posaba para la prensa fiel a su estilo cómodo compuesto por unos jeans, amplia camiseta rosa y blazer de color blanco que completaba con una cartera de mano y salones a tono. Este gesto deja patente que a pesar de ya no formar parte del universo 'Sálvame', la presentadora no ha roto relaciones con sus compañeros (como si hizo Paz Padilla tras su abrupta salida). La periodista no puede estar más orgullosa de todos los momentos que han vivido juntos tanto delante como detrás de las cámaras, unos recuerdos inolvidables que se han traducido en una bonita amistad.

Nuevos proyectos

"Fin de la etapa, a volar", escribía la propia Carlota nada más apagar los focos de su último programa. Un adiós agridulce ya que la gallega va a seguir ligada a 'La Fábrica de la tele' y actualmente se encuentra inmersa en un nuevo proyecto audiovisual, una idea propia en la que combinará actualidad con entretenimiento en la que no solo actuará como presentadora sino también como directora y que verá la luz en los próximos meses.

Además, está aprovechando para exprimir todo el tiempo libre del que goza en estos momentos para disfrutar de su hija Alba, quien a sus siete años, se ha convertido (con permiso de su marido) en su amor más incondicional.