Aunque es su papel en 'La que se avecina' durante más de quince años lo que le catapultó a la fama, Carlota Boza forma parte del entorno más íntimo de Victoria Federica. La hija de la infanta Elena cuenta con los dedos de la mano a sus amigos y la actriz es una de ellas a quien conoce desde que eran niñas: "Nos conocemos de estar jugando con la arena y es una de esas amistades que va continuando con los años, y aquí seguimos", confesaba en una entrevista reciente.

Artículo relacionado

Aunque Carlota no es tan fanática de la noche como Victoria Federica asegura que su relación se basa en la confianza y el respeto. De ahí que la joven no haya entrado nunca en preguntar sobre las polémicas familiares. La actriz asegura que la pandemia les ha distanciado algo más y es que desde verano no se ven, aunque si comparten mensajes muy a menudo: "Hablamos de cosas nuestras, pero nunca de cosas malas. Somos muy alegres", admite.

Pero punto y aparte se merecen las salidas de tono que Victoria Federica ha protagonizado en los últimos meses al saltarse en reiteradas ocasiones las normas sanitarias, una actitud que Carlota no puede defender: "No soy su madre", sentenciaba y es que siempre ha resaltado el carácter responsable de la nieta de don Juan Carlos. A pesar de todo, solo tiene buenas palabras para la hija de la infanta Elena a la que guarda un enorme cariño.

No te pierdas las declaraciones al completo de Carlota Boza durante la presentación de la firma Sohuman en Madrid. ¡Dale al PLAY!

Después de protagonizar más de una polémica, Victoria Federica daba un paso atrás y decidía disfrutar de otra forma. La joven ha dejado atrás las fiestas y este miércoles aprovechaba para visitar la exposición de Banksy junto a su pareja, Jorge Bárcena. Tras este plan cultural, la sobrina de Felipe VI terminó el día en la fantástica terraza del Círculo de Bellas Artes. Menudo planazo.