Está viviendo una auténtica pesadilla que ha denunciado públicamente y la ha empujado a tomar cartas en el asunto sin perder tiempo. Candela Peña se encuentra atravesando una situación límite en la que su máxima preocupación es la integridad física y emocional de su hijo de nueve años. La actriz se ha confesado a sus seguidores y ha desvelado que desde hace un tiempo viene recibiendo insultos y amenazas cuya intensidad y brutalidad han ido escalando hasta el punto de llevar a temer por la vida de la persona que más quiere.

Artículo relacionado

Candela Peña ha intentado racionalizar la situación y, hasta ahora, lo ha manejado con discreción. La intérprete de 'Hierro' pensaba que era un 'hater' más con ganas de incordiar dedicándole comentarios "muy desafortunados", como ella misma los calificaba al principio. Sin embargo, al comprobar que la actitud de ese "ser deplorable" no solo no paraba sino que iba aumentando el odio con el que arremetía contra ella, empezó a ponerla alerta. La angustia y la ansiedad de la ganadora de tres Goya se disparaban cuando este "mismo ser deplorable" empezaba a tomarla con su hijo, al que ha acabado amenazando de muerte.

Candela Peña
Instagram @candela_penya

Todas las alarmas se activaron en su cabeza cuando vio que tenían una foto en la que aparece Candela con su hijo, en su plan desquiciado de hacerle la vida imposible y mantenerla amedrentada.

Artículo relacionado

Ante una situación límite como esta, solo hay una solución: denunciar públicamente y ponerlo en conocimiento de la Policía. Y así ha hecho. Candela Peña no está sola y después de publicar las pruebas desde sus 'stories' ha recibido una oleada de solidaridad y empatía hacia un problema que, desgraciadamente, están a la orden del día en redes sociales pero, por suerte, existen mecanismos y protocolos para acabar con estos comportamientos de una vez por todas. Cualquiera puede ser víctima de amenazas y extorsión en redes sociales, pero usuarios más vulnerables, como menores, y personalidades con notoriedad pública son especialmente más sensibles a padecerlas.