Los Janeiro están de luto. El patriarca de Ambiciones, Humberto Janeiro, fallecía el pasado domingo 9 de agosto en el Hospital Universitario Jerez de la Frontera debido a un fallo multiorgánico que lo mantenía desde hace días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro médico. Un lugar en el que no solo sus cuatro hijos, Humberto, Jesulín, Carmen y Víctor, tuvieron la oportunidad de despedirse, sino también Camila Naranjo, quien estuvo a su lado hasta el último momento.

Artículo relacionado

La pareja de Humberto Janeiro ha estado a su lado hasta su último suspiro. Destrozada por el triste desenlace, Camila Naranjo ha llegado este lunes 20 de julio al cementerio de Ubrique, en donde sus seres queridos lo están velando hasta su entierro en el campo santo de su tierra natal.

Camila Naranjo
GTRES

Sin poder contener las lágrimas ante los medios de comunicación, Camila Naranjo se ha mostrado muy afectada a su llegada al último adiós. La mujer se convirtió en el máximo apoyo de Humberto Janeiro tras la separación de Carmen Bazán y el distanciamiento con sus hijos. Mientras que su familia continuó con su vida, con celebraciones familiares, acontecimientos profesionales importantes… el patriarca del clan no pudo disfrutarlos. Y ahí estuvo Camila en todo momento.

Naranjo llegó a la vida de Humberto Janeiro hace más de 15 años. De hecho, justo cuando se separó de Carmen Bazán fue uno de los nombres que más sonaron. Un amor que ha sabido sortear la diferencia de edad entre ellos (se llevan 15 años) y los problemas económicos y de salud del patriarca del clan. Ambos han convivido juntos en la casa de Prado del Rey, el pueblo de Cádiz en el que vivía ella. En sus últimos momentos de vida, además, Camila no se separó de la UCI en la que estuvo ingresado Humberto.