Xandra Falcó, hija mayor de Carlos Falcó y una de las hermanas más discretas de Tamara, está atravesando uno de los momentos más duros de su vida. Cuando todavía no se había repuesto de la muerte de su padre el pasado mes de marzo a consecuencia del coronavirus y a quien estaba especialmente unida, en la noche de este miércoles sufría la pérdida de manera repentina de su marido, Jaime Carvajal Hoyos, que moría de manera súbita a los 56 años.

Artículo relacionado

"Fue todo tan repentino, tan rápido, que su muerte fue un momento difícil de entender. Han pasado tres meses pero aún resulta difícil y le vamos a echar de menos", confesaba a 'La Razón' tras la muerte del Marqués de Griñón a la vez que anunciaba un funeral "como él se merecía". Solo seis meses después, sin poder haber celebrado ese homenaje, la vida le ha arrebatado sin previo aviso al otro hombre de su vida, su marido. Estas declaraciones nos dan un pequeño ejemplo de la desolación que envuelve a Xandra en estos momentos.

Xandra Falcó
Gtres

La Marquesa de Mirabel y su marido, casados desde hace más de dos décadas, formaban una de las parejas más estables de la alta sociedad aunque siempre han permanecido al margen de las polémicas familiares. La pareja acababa de regresar a Madrid tras unas tranquilas vacaciones en Palma de Mallorca junto a sus tres hijas: Isabela, Camila y Blanca, de 16, 14 y 6 años respectivamente.

A partir de ahora, Xandra se enfrenta a la vida sin los dos hombres de su vida aunque con el apoyo incondicional de toda su familia y, por supuesto, de sus tres hijas que a pesar de su corta edad se convertirán aún más si cabe en su sustento para seguir adelante. Además, tiene en el horizonte infinidad de proyectos profesionales en los que poner toda su energía. A finales de 2019 se desvinculó de los negocios de su padre para emprender su propio camino empresarial con un negocio relacionado con la gastronomía y el lujo, y en junio fue nombrada presidenta del Círculo Fortuny. ¡Mucho ánimo!