Ha recibido el alta

Anita Matamoros, primeras imágenes tras operarse el pecho

La joven ‘influencer’, de solo 18 años, se somete a una reducción de mamas

Ana Matamoros Makoke Kiko Matamoros
1 / 10

1 / 10

anita matamoros 2. Recibe el alta

2 / 10

anita matamoros. ¿Quién la acompañó?

3 / 10

anita matamoros 1. Agradecida por el interés

4 / 10

anita matamoros 7. Anita, deseando operarse

5 / 10

anita matamoros 9. Mensaje tranquilizador para sus fans

6 / 10

anita matamoros 6. Tras salir de la anestesia

7 / 10

anita matamoros 2. Con mucho ánimo

8 / 10

anita matamoros 3. ¿Quiénes estaban con ella?

9 / 10

anita matamoros 5. ¡Grabándolo para YouTube!

5 de septiembre de 2018, 10:26 | Actualizado a

Ayer, a eso de las tres de la tarde, Anita Matamoros, la hija más joven de Kiko y Makoke pasaba por el quirófano para realizarse una reducción de pecho. Una operación que deseaba puesto que esta parte del cuerpo, además de acomplejarle, le provocaba intensos dolores en la espalda. Tras unas horas sin saber nada de ella en las redes, a última hora de la tarde tuvimos sus primeras imágenes y la confirmación de que la intervención había salido de maravilla.

Relacionado con esta noticia

Alguien de su círculo cercano se encargó de colgar en su perfil de Instagram un stories tranquilizando a sus seguidores: “Ana esta bien, ha salido todo perfecto. Cuando se le pase el efecto de la anestesia os contará ella misma. Gracias a todos por preocuparos”. Y, a la hora, ya la veíamos. Con la zona del pecho vendado, bebiendo agua y en la habitación. Completamente recuperada y como si no hubiera estado bajo los efectos de la anestesia ¡qué recuperación tan buena! Acompañándola en su habitación: su madre, alguna amiga de Makoke, su cuñada y sus mejores amigos. Le habían llevado dulces, su merienda favorita y bombones. Qué buena recuperación le esperaba.

La joven estaba animada, con ganas de subir contenido a las redes y con fuerzas suficientes para narrar todo el proceso en un vídeo que ira colgado en su canal de YouTube.

Por la noche, Javier, su cuñada y su madre se fueron a cenar y fue cuando aprovechó Kiko para hacer una visita a su hija. De este modo, la expareja no se cruzaría ni daría pie a momentos incómodos en la habitación de la clínica.

El miércoles por la mañana la joven fue dada de alta.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?