La noche se preveía complicada para Rocío Carrasco y aunque decidió enfrentarse a la entrevista en solitario no faltaron los gestos de apoyo a través de la pantalla. Mucho se habla de que la hija de Rocío Jurado no mantiene relación con nadie de su familia pero nada más lejos de la realidad: “Hay mucha familia que no es mediática y te queremos”, así se presentaban Ani y Rocío para sorpresa de todos.

Rocío Carrasco recibía una sorpresa en directo. Sus primas Ani y Rocío Jurado le hacían una videollamada desde Chipiona para mostrarle su apoyo incondicional de manera pública. La madre de Rocío Flores se emocionaba al ver a parte de su familia materna dar la cara por ella, “dos personas fundamentales en su vida”, tal y como indicó Carlota Corredera.

Artículo relacionado

Rocío Carrasco primas

Rocío Carrasco recibe la sorpresa de sus primas Ani y Rocío 

Mediaset

Ani y Rocío tienen especial importancia en el relato de Rocío Carrasco y es que fue a ellas a quiénes les contó el infierno que pasó al lado de Antonio David Flores. “Queremos apoyarte y estar contigo. Que nos sientas cerca en estos momentos tan difíciles para ti. Te mereces ser feliz”, alegaba una de ellas ante el asombro de la protagonista que se quedó sin palabras con la sorpresa.

Ya sea por su naturalidad o por la verdad que reflejaron a través de la pantalla en solo unos minutos Ani y Rocío se convertían en las “tías” de media España y es que no cesaron los mensajes cargados de cariño hacia ellas durante toda la noche.

Artículo relacionado

Si bien, Ani y Rocío sienten predilección por Rocío Carrasco, aprovecharon esta oportunidad para resaltar el papel de Fidel Albiac, “un hombre que te adora y siempre ha sabido estar ahí”. Además, han valorado mucho la aparición de Fidel Albiac en la vida de Rocío, porque era necesario que ella contara a su lado "con un hombre que la apoya" como lo hace él.

Antes de poner fin a la conexión, Ani y Rocío sacaron a relucir esa gracia andaluza y advirtieron a su prima: "Un beso. Te quiero... Llámame después", un gesto con el que se ganaron todo el afecto de los espectadores.