La redacción de Antena 3 Noticias y el periodismo está de luto. Este fin de semana, antes de acabar el informativo, Mónica Carrillo informaba sin poder contener las lágrimas del fallecimiento de dos de sus compañeras. "Han muerto prematuramente dos compañeras muy queridas... Inmaculada Salvador y Miryam Romero", aunque lo intentó, la emoción impidió seguir adelante a la presentadora y el equipo lanzó un vídeo homenaje que ella misma ha recuperado en su perfil de Twitter.

Artículo recomendado

Mónica Carrillo no puede contener las lágrimas al informar de la muerte prematura de dos compañeras

Mónica Carrillo no puede contener las lágrimas al informar de la muerte prematura de dos compañeras

Mónica Carrillo no ha querido dejar de hacerles su propio homenaje a estas compañeras que se convirtieron en amigas: "Estamos desolados por la pérdida de Miryam e Inma. Éste ha sido nuestro homenaje a ellas y sus familias. Siento mucho haberme roto al contarlo. Dicen que el exceso de verdad nunca es malo. Aquí había mucha verdad".

Las reacciones no se hacían esperar pero si hay una que ha llamado especialmente la atención es la de Ana Rosa Quintana. La popular presentadora se ha unido a las condolencias y abatida ha contado lo que le unía a una de las fallecidas: "Que triste noticia. Tuve mucha relación con Miryam, no me lo podía creer. Descanse en paz", escribía.

Ana Rosa Quintana

Ana Rosa Quintana reacciona a la muerte de Miryam Romero

Twitter @MonicaCarrillo

Aunque son contadas las ocasiones en las que Ana Rosa ha aparecido públicamente desde que abandonó la televisión para volcarse en el tratamiento contra el cáncer, la periodista ha estado al tanto de todo lo que ha ocurrido en su ausencia y prueba de ello es este mensaje desde su perfil de Twitter.

Ana Rosa Quintana afronta un verano tranquilo que aprovechará para descansar y recargar pilas rodeada de su familia y amigos más íntimos de cara a la próxima temporada, un nuevo año marcado por su regreso al trabajo cuando ya se han cumplido siete meses desde que anunció que el cáncer había vuelto.