Quedan algo más de 24 horas para despedir el año y los nervios de los protagonistas de las Campanadas están a flor de piel. Pero este año, con permiso de Cristina Pedroche, Sandra Barneda o Anne Igartiburu, todas las miradas estarán puestas en Ana Obregón. El 2020 ha sido especialmente difícil para la actriz y quien mejor que ella para despedirlo para siempre frente a una Puerta del Sol completamente vacía.

Este miércoles, Ana Obregón ha querido compartir con todos sus seguidores algunos de los momentos más felices que ha vivido desde esa mítica terraza: "Éstas imágenes reflejan no solo mi felicidad sino también la de toda España celebrando la llegada de un nuevo año", dice con un pequeño toque de nostalgia.

Artículo relacionado

El fragmento del vídeo en cuestión no está elegido al azar. En él, Ana Obregón y Ramón García dan la bienvenida al 2005, y la actriz aprovecha el momento de máxima exaltación para enviar un cariñoso mensaje a su hijo, que por aquel entonces tenía 12 años y seguía a su madre desde el otro lado de la televisión: "Nunca lo he hecho pero me vais a permitir... Un beso a mi hijo Aless, te echo mucho de menos". Un detalle que forma parte de la historia de la televisión y que ahora cobra más significado que nunca.

Pero si aquel 2005 fue dedicado a Aless, este 2021 se convertirá, sin estarlo, en el gran protagonista. Así lo quiere la propia Ana: "Y tú mi Áless que desde que eras pequeño me veías desde casa y yo te mandaba besos , mañana me verás desde un sitio privilegiado y mi corazón estará cada segundo contigo".

El paso del tiempo y, por supuesto, el cariño y apoyo incondicional de sus seres queridos han ayudado a Ana a salir de la profunda pena en la que se sumió desde la partida de su hijo. Ahora, mira al futuro con el único objetivo de llevar a cabo todo lo que Aless no pudo hacer en vida.