Totalmente recuperada tras dar positivo en coronavirus, Ana María Aldón ha recuperado su silla en 'Viva la vida' estrenando nuevo look. La diseñadora ha decidido dar un giro a su imagen y se ha sumado a la tendencia del 'pink hair'. Encantada con el resultado, no ha dudado en compartirlo con todos sus seguidores en redes sociales.

Aprovechando su presencia en plató, la sección 'Aquellos maravillosos años' ha sido dedicado a la historia de amor de Ana María Aldón y Ortega Cano. Una relación que nacía de manera casual y que cuando apenas habían cumplido un año de relación daban la bienvenida a su hijo José María.

Artículo relacionado

La diseñadora ha confesado que no podía ni creerse que estaba embarazada cuando apenas llevaba tres meses de relación con el torero. Fue tal su sorpresa que fue el médico quien se lo comunicó a Ortega Cano: "Fui al médico porque me dolían los riñones pero nunca pensé que estaba embarazada", confesaba a sus compañeros.

Ana María Aldón

Ana María Aldón en el plató de 'Viva la vida'

Mediaset

Tras ver imágenes de su boda con el torero, Ana María no podía evitar emocionarse y ha recordado como tuvieron que cambiar a última hora el escenario de la ceremonia: "Iba a ser en Madrid pero en agosto se murieron tres tías mías y mi madre estaba muy bajita de ánimos", contaba la diseñadora, algo que empujó a la pareja a trasladar todos los preparativos hasta Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

La exsuperviviente no se arrepiente de esta modificación y es que eligieron una finca con un detalle muy especial para el matrimonio: "La finca estaba frente al faro de Chipiona y para mí fue importante. Fue un gesto de respeto que yo quería tener", admitía dejando entrever el respeto que le guarda a Rocío Jurado. Aunque no fue el único, y es que tras la boda no dudó en dejar su ramo de flores en la tumba de la más grande.

Ana María Aldón

Ana María Aldón recuerda el día de su boda con Ortega Cano

Mediaset