Todavía sin creerse la triste noticia del fallecimiento de Eduardo Gómez, muchos han sido los compañeros y amigos que han querido acercarse para darle el último adiós. La capilla ardiente del actor quedó instalada en el tanatorio de la M30 y por ahí vimos desfilar un goteo incesante de compañeros que, rotos de dolor, querían despedirse de su amigo. Curiosamente y cuando querían recordarlo, una amplia sonrisa cubría su rostro y es que el buen humor de Eduardo era absolutamente contagioso. Y así querrán recordarlo –querremos recordarlo– todos aquellos que hemos disfrutado con sus interpretaciones y sus ocurrencias. Decía Alberto Caballero, director y guionista de 'Aquí no hay quien viva' y 'La que se avecina', que "Eduardo era igual delante que detrás de las cámaras'.

Por el tanatorio vimos a su compañero y amigo Nacho Guerreros. Nacho dijo de su compañero y amigo: "Era una persona maravillosa, no había nadie como él". Nathalie Seseña, Berta en 'La que se avecina', Malena Alterio, que trabajó con Eduardo en 'Aquí no hay quien viva' y en la primera temporada de 'La que se avecina', y Laura Pamplona, compañera también en 'Aquí no hay quien viva'. Nathalie comentó a las cámaras de 'Socialité' que "Eduardo siempre aportaba cosas positivas". Malena, por su parte, comentó: "Era muy especial, muy generoso, siempre con mucho sentido del humor".

La actriz Cristina Castaño no se esperaba la noticia, ya que no sabía que Eduardo estuviera enfermo. "Era un gran compañero", dijo. Vanesa Romero sí reconoció que conocía que Eduardo Gómez estaba enfermo. "Sabía que estaba malito, pero no que estuviera tan grave. Estamos todos fatal".

Eduardo Gómez falleció en Madrid a los 68 años a consecuencia de una larga enfermedad, que muy pocos conocían. Fue Alberto Caballero, director y guionista de 'La que se avecina', quien difundió la triste noticia a través de las redes sociales. Hace unos meses, Eduardo compartió una imagen desde el hospital en la que, una vez más, ponía de manifiesto su sentido del humor.

Los restos mortales del actor serán incinerados mañana lunes en el cementerio madrileño de La Almudena.