Amador Mohedano no solo ha abierto las puertas de su casa en 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition' sino también las de su corazón. El hermano de Rocío Jurado se ha abierto en canal con Miguel Frigenti, Fani Carbajo e Irene Rosales protagonizando una de sus entrevistas más íntimas a pesar de ser improvisada. Además de hablar de su sobrina, Rocío Carrasco, y explayarse sobre el conflicto familiar, Amador ha hecho varias confesiones sobre su ruptura con Rosa Benito que ha dejado a sus compañeros de cena completamente helados.

Artículo relacionado

El padre de Rosario Mohedano ha abierto su corazón como nunca sobre el fin de su matrimonio: "Yo soy muy culpable, me pasé de celos. Por todo lo de la isla, le hice un año imposible, porque no lo podía aguantar". Pero sus palabras no han quedado ahí, todavía han sido más duras.

Amador Mohedano y Rosa Benito pusieron fin a su relación hace 7 años después de 35 años de matrimonio y cuatro hijos en común. Miguel Frigenti le ha preguntado si tras tantos malos momentos ha llegado a tocar fondo, y el ex representante ha sido muy sincero: "Vivía en un ático y he llegado a pensar en incluso tirarme". Amador ha contado que tuvo que recibir ayuda psicológica y que lloraba como los niños pequeños en la cama cada noche.

El ex de Rosa Benito ha confesado que se arrepiente de muchas cosas y que aunque ha tratado de buscar soluciones para arreglarlo el daño ya estaba hecho. "Me 'reconcome'. Yo creo que me ha perdonado, pero cuando estamos juntos, en un momento determinado, siempre salimos 'tarifando".

Rosa y Amador
GTRES

"Llevo mis alianzas porque forman parte de mi vida, y el día que yo falte se vienen conmigo a la tumba. Hasta la muerte. Nuestra historia fue muy bonita, fui un hombre feliz con Rosa. Se ha ido al traste pero sigo enamorado de Rosa hasta las trancas", ha dicho muy seguro de sus palabras.