No hay día que Alejandra Rubio no se acerque al hospital a ver su madre. Desde que se conoció la noticia de que el cáncer se había vuelto a cebar con Terelu, su hija no se ha separado de ella. Las Campos son una piña y así lo demuestran día tras día acudiendo al hospital a darle ánimos y cariño a la colaboradora de Sálvame.

Artículo relacionado

Luchadora incansable, hace unas semanas que Terelu tomó una de las decisiones más importantes de su vida. Tras una recomendación del equipo médico que la trata, decidió someterse a una doble mastectomía el pasado 6 de octubre. "Me dijo la doctora que el primer día me iba a sentir como si me hubiera pasado el AVE por encima. No se equivocó, y si no me pasó uno, me pasaron dos", confesó a 'Lecturas' en exclusiva.

Aunque sabe que el camino no va a ser fácil, y la segunda intervención tras haberle detectado un tumor en el pecho ha sido un duro golpe, Terelu ha vuelto a demostrar que la palabra rendición no existe para ella. Además con el apoyo de su hija Alejandra, que hace unos días estalló en Instagram cuando la acusaron de estar de fiesta y no cuidando a su madre y ella negó, su hermana Carmen Borrego y María Teresa Campos todo será más fácil.