La maquinaria  más potente de nuestra televisión ya está lista y engrasada. Ayer a las 22h empezó la edición número 16 de Gran Hermano, el reality más longevo de la historia. 64 cámaras grabando 24 horas non stop la casa más espaciosa diseñada hasta el momento para un reality. Sus paredes escucharan secretos (y nosotros a través de ellas), sus camas sentirán 'edredoning', sus sofás vivirán discusiones, y el 'Confesionario' hará de muro de las lamentaciones de los concursantes.

Para esta edición Telecinco no ha escatimado en gastos ni en tecnología: los concursantes tendrán sus propios blogs donde se despacharán a gusto de sus compañeros, el programa cuenta con su propia app desde la que se podrá seguir la Casa minuto a minuto e interactuar con ella, los seguidores del concurso podrán seguir las confesiones del programa de radio por Internet y muchas sorpresas más que han prometido desde la organización y que aún están por desvelar. La número 16 se compromete a ser la edición "más interactiva" y conociendo a los responsables del reality y sus retorcidas mentes, seguro que dará mucho que hablar.

Desde que empezó hace 16 años, Gran Hermano ha marcado un hito en la historia de la televisión de nuestro país, acumulando fans y detractores y despertando pasiones (buenas y malas) por doquier. Han sido quince ediciones que han dado para mucho y han regalado momentazos e historias que ya están en el imaginario popular de la audiciencia: relaciones sentimentales, odios, peleas, rencores, estrategias, pasiones, sexo, envidias, celos, decepciones, amistades y alianzas. Todo cabe en 'la vida en directo'. Antes de que las cámaras empiecen a grabar esta edición, hemos querido repasar algunos de esos momentos. Si en esta edición número 16 veremos alguno que se pegue a nuestra memoria, solo el tiempo lo dirá.