'Los Bridgerton' han regresado al catálogo de Netflix para llenar el vacío que un día dejó. Sabíamos que no volveríamos a ver al Duque de Hastings (Regé-Jean Page ya se despidió del equipo y público), pero confiábamos en que Shonda Rhimes encontrara un sustituto, y ese ha sido Jonathan Bailey. Volvió a interpretar al Vizconde Bridgerton, pero pasó de ser un hermano algo estricto y vividor al principal pretende de la temporada; es decir, de un personaje secundario al protagonista de la trama principal de esta segunda temporada.

Artículo recomendado

'Los Bridgerton': todo lo que sabemos de su segunda temporada

'Los Bridgerton': todo lo que sabemos de su segunda temporada

Bailey interpreta un Anthony Bridgerton algo más centrado, enfocado en encontrar a una vizcondesa apropiada, aunque igual de galán y seductor que en la temporada anterior. Pero son muchos los que cuestionaron que fuera capaz de dar vida a un personaje como el de Anthony. "Los actores heterosexuales tienen todas las oportunidades de interpretar papeles homosexuales si lo quieren y ganan montones de premios por hacerlo. Pero al revés no funciona", dijo Rupert Everett, protagonista de 'La boda de mi mejor amigo', según recoge 'El Confidencial'. Parece que esa mentalidad es la que señaló a Bailey.

Los Bridgerton

Jonathan Bailey protagoniza la nueva trama

Netflix

"Por supuesto que pensé que para ser feliz tenía que ser heterosexual", dijo, sin tapujos, Bailey a la revista GQ. Esto le llevó a mantener su orientación sexual en secreto. No se lo contó a su familia hasta que no cumplió los veinte, y, pese a llevar trabajando desde los 7 años en el mundo de la interpretación, prefirió mantener su vida amorosa alejada de la profesional. Hasta que se cansó. "Llegué a un punto en el que pensé: prefiero dar la mano a mi novio en público o poder poner mi cara en mi perfil de Tinder y no preocuparme por si obtengo un papel", añadía.

Mucho trabajo y talentosos compañeros

Su trayectoria es larga. Con apenas siete años obtuvo un papel en la obra 'Cuento de Navidad' de la Royal Shakespeare Company, inquietud que descubrió tras ver la obra teatral ' Oliver' con apenas 5 años, pero fue Leonardo (da Vinci) quien le otorgó el reconocimiento del público. Interpretó en 2011 a la versión infantil del genio en la BBC con 'Leonardo'. Poco después consiguió un papel fijo en la serie de asesinatos 'Broadchurch' (2013), donde trabajó con Olivia Colman y David Tennant. También le podemos ver en 'Doctor Who' y 'Me and Mrs. Jones'. Pero no acaba ahí. Ha trabajado para dos de las guionistas más respetadas de la televisión británica: Phoebe Waller-Bridge, para quien apareció en 'Crashing', y Michaela Coel, con quien colaboró en 'Chewing Gum'.

Los Bridgerton

Se incorporan los actores Shelley Conn (Mary Sharma), Calam Lynch (Theo Sharpe) y Rupert Young (Jack)

Netflix

Ahora se mete en la piel de un galán para intentar repetir los datos de la primera temporada. Se posicionó como el título más visto de la historia de la plataforma con 625 millones de horas vistas en sus primeras cuatro semanas, récord que actualmente ostenta 'El juego del calamar '. Para ello han recurrido a un seductor más cómico, algo torpe (sobre todo a la hora de disimular su tensión con Kate Sharma, interpretada por Simone Ashley) y transparente; uno basado en el libro de Julia Quinn, 'El vizconde que me amó'.

Artículo recomendado

Las cinco series más vistas de la historia de Netflix: ¿ya las has visualizado todas?

Las cinco series más vistas de la historia de Netflix: ¿ya las has visualizado todas?

"Una perfecta cómplice": con estas palabras definió Bailey a Ashley. Después de haber devorado 'Los Bridgerton' en algo más de una tarde, hay una parte de nosotras que se queda huérfana (y que ansía un tercera temporada), una en la que, de momento, no sabemos si estará el vizconde Bridgerton o no. Sí que podemos verle sobre los escenarios con 'Cock', al lado de Taron Egerton.