El sorprendente motivo por el que los expertos recomiendan no usar ventiladores en plena ola de calor

Varios expertos han determinado que estos aparatos eléctricos no son tan eficaces como parece para afrontar las sofocantes temperaturas por un simple motivo.

Alicia Alarcón
Alicia Alarcón

Redactora digital de Lecturas

Ventilador
Europa Press

Como cada año, llegan las altas temperaturas y el ventilador se convierte en el gran aliado de todos los hogares. De hecho, las ventas de estos aparatos eléctricos se disparan con la llegada del verano. Es cierto que existen otras alternativas a los ventiladores, aunque no todo el mundo puede permitirse el lujo de tener aire acondicionado en su hogar o en su negocio donde mucha gente pasa la mayor parte del día. Ante esta situación, los ventiladores se posicionan como la principal medida contra el calor en los hogares más allá de los 'sprays' de agua. Aun así, varios expertos han señalado que estos aparatos no son tan eficaces como parece por un simple motivo.

La eficacia de los ventiladores

Es cierto que los ventiladores están diseñados para combatir el calor producto de las bajas temperaturas. Aun así, tienen estos aparatos eléctricos tienen un límite. Según informa el medio británico 'Express', llega un momento en el que dejan de ser eficaces. De hecho, su uso se vuelve, incluso, contraproducente. Con la inminente llegada de una ola de calor a Reino Unido, los expertos han lanzado una advertencia para no utilizar los ventiladores eléctricos para luchar contra las sofocantes temperaturas. Aunque este consejo parece contradictorio, tiene una sorprendente explicación. Tal y como señala el citado medio, el uso del ventilador en una ola de calor puede hacer que la habitación se caliente todavía más. Estos aparatos eléctricos están diseñados para mantener el un flujo del aire constante en espacios cerrados, aunque no funcionan frente a todo tipo de temperaturas.

Tal y como señala el plan elaborado por el Gobierno de Reino Unido contra las olas de calor, los ventiladores eléctricos solo funcionan a temperaturas inferiores a 35 °C. Es decir, en plena ola de calor no reducen la sensación de malestar de ninguna forma. De hecho, aunque creamos que frente al ventilador estamos refrigerando nuestra temperatura realmente no es así. La realidad es que la habitación estará igual de caliente que antes. Esto puede llegar a ser peligroso para quienes sustituyen los ventiladores por la hidratación, algo que los expertos recomiendan evitar a toda costa. Llegados a temperaturas tan altas podríamos tener una falsa sensación de seguridad cubierta por el uso del ventilador.

De hecho, lo cierto es que los ventiladores no refrigeran el espacio como si hace un aire acondicionado. Estos aparatos solo mueven el aire y lo mantienen en su misma temperatura como se ha mencionado anteriormente. Tal y como recoge en un comunicado el Gobierno de Reino Unido, "se estima que 2.803 personas de 65 años o más murieron debido al calor en Inglaterra en 2022, y se prevé que el número de muertes relacionadas con el calor por año puede triplicarse para 2050". En España la cifra de fallecidos por olas de calor fue mucho mayor. En 2022 se registraron más de 6.000 muertes relacionadas con las extremas temperaturas. Por ello, es de vital importancia llevar a cabo las recomendaciones de los expertos que nos ayuden a mantenernos seguros frente al calor.

Recomendaciones de los expertos para reducir la sensación de malestar 

Los expertos son claros con sus recomendaciones frente al calor. Dentro del hogar aconsejan cubrir las ventanas del sol con algo tan simple como bajar las persianas o echar las cortinas. De esta forma, los objetos que se sitúan entre la ventana y el sol se convertirán en una especie de escudo. Ante situaciones de extremo calor y aunque las temperaturas sean muy altas en el exterior, los expertos recomiendan abrir las ventanas para que, al menos, pueda fluir el aire. Así se evitarán accidentes como los que suceden en los vehículos cuando alguien deja en su interior a un niño o una mascota que termina asfixiándose con las ventanas y puertas cerradas. Otra de las medidas que nos ayuda a regular la temperatura corporal y mejorar la situación de malestar son las duchas templadas o frías.

Estas son muy eficaces a primera hora de la mañana y antes de irnos a dormir para descansar mejor. La principal medida clave que los expertos recomiendan es la hidratación. Los expertos recomiendan ingerir, aproximadamente, entre 2 y 3 litros al día en verano para mantener el cuerpo hidratado. Las recomendaciones de los expertos para sobrevivir al calor en zonas al aire libre son similares. Lo más acertado es pasear por la sombra y no hacerlo en las horas más calurosas del día. Además, aconsejan utilizar gorras u otro complemento similar para proteger nuestra cabeza de los rayos del sol que nos azotan directamente. La ropa holgada, ligera y de colores claros también puede mejorar nuestra situación de malestar personal frene a las altas temperaturas. Una de las recomendaciones más importantes es evitar actividades deportivas o que requieran sobre esfuerzo en plenas olas de calor. 

Loading...