Una vez finalizado GHVIP entiendo que en un futuro no muy lejano finalizará el suplicio para Kiko. Queda la entrevista de su hija Laura en el Deluxe, por lo que me temo que todavía no habrá paz para mi compañero. En toda esta historia yo voy un poquito más con él que con sus hijos. Y me encuentro muy alejado de la línea de pensamiento de mis compañeros de Sálvame, que no le dejan pasar a Kiko ni una. Entiendo que de cara a la galería es muy efectista cargar contra un mal padre. Pero él ya ha reconocido su error y perpetuarse en un pasado emocional que debería estar superado  no me parece la mejor manera de intentar avanzar en la vida. Kiko lleva llorando demasiado tiempo en televisión por este asunto. Con lágrimas repletas de desencanto, impotencia y de rabia. Pese a su maltrecho estado no parece que sus compañeros vayan a tener un poco de clemencia. Sus razones tendrán pero no las comparto. Nadie se merece seguir recibiendo golpes cuando se está viendo desde hace tiempo que se ha quedado sin fuerzas para encajarlos.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado