Vidas propias

Carmen Gahona es malona, pero tiene una maldad que a mí me hace mucha gracia

Carmen Gahona
Carmen Gahona

Actualizado a

Gahona me divierte muchísimo, qué le vamos a hacer. Cada vez que viene a Telecinco me trae una tarta –rusa, creo que se llama-pero el sábado se estiró todavía más y me trajo pisto en un tupper. Lo tengo en la nevera, luego le echaré un vistazo a ver qué pinta tiene. Carmen es malona, pero tiene una maldad que a mí me hace mucha gracia. Llegó al Deluxe con un andador –no sé si para dar pena- y durante la entrevista se olvidó que estaba mala y caminó mejor que Linda Evangelista sobre unos tacones de quince centímetros. Milagros que se producen en nuestro bendito plató. Repartió hostias como panes y abandonó el plató montadita en su andador y saludando como si fuera una reina. Al día siguiente hablo con un amigo y le hago partícipe de la inquietud que últimamente me ronda por la cabeza: tengo miedo de que entre tanto disparate me dé un mal viaje y me quede colgado. Mi amigo no sólo no piensa que mi pensamiento es una ida de olla sino que me anima a protegerme para no despeñarme por el abismo de la inconsciencia.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?