Terelu se ha marchado a su tierra para pasar las fiestas. Málaga la ha recibido con una estupenda temperatura, bonita y con los brazos abiertos para que la presentadora pudiera celebrar de una manera diferente las Navidades. No ha tenido nevadas ni paseos en trineo (nadie que no viva en un cuento de Dickens lo tiene), sino que, en su lugar, ha tenido paseos por el centro de la ciudad, reuniones con amigos y largas charlas. Preferimos esta opción.

Terelu ha estado el fin de semana en la ciudad que más quiere, en la que se siente como en casa. Estas Navidades han sido especiales puesto que no ha estado en pareja. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha roto este año su relación con el entrenador personal José Valenciano, quien había sido su novio a lo largo del 2014 y del 2015. Por eso, estas fiestas necesitaba estar rodeada de los que nunca le fallan, su familia y amigos de toda la vida, esos que le han hecho más llevadera la ruptura.

Artículo relacionado

Por su parte, su madre, María Teresa Campos, sí que ha vivido unas fiestas con el corazón abrigado. La comunicadora está muy ilusionada con su relación con Edmundo, que hace escasos días le gastaba una broma en 'Sálvame', programa en el que participa como defensora de la audiencia, dejándole un mensaje como si fuera un admirador secreto. Y este fin de semana, la pareja de tortolitos se declaraba su amor dedicándose un tema en ‘Qué tiempo tan feliz’; los dos cantaron a dúo ‘Volver, volver’, una ranchera que grabaron entre numerosos gestos de complicidad.

Nunca es tarde para enamorarse como dos quinceañeros y de eso dan buena cuenta Campos y Arrocet. La madre se ha convertido en el ejemplo perfecto para que su hija no pierda la fe en el amor. El hombre de tu vida puede aparecer en el momento que menos lo esperes, y eso incluye la madurez.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado