Aunque ya ha pasado casi una semana del estreno de Rocío: contar la verdad para seguir viva, el duro testimonio de Rocío Carrasco sigue dando qué hablar. Este fin de semana, han sido sus íntimas amigas Terelu Campos y Carmen Borrego quiénes han hablado de cómo vivieron ese desgarrador relato del que ellas tenían conciencia.

Artículo relacionado

Con suma pena, Terelu Campos admitía desde el plató de 'Viva la vida' que el pasado domingo fue una de las peores noches de su vida: "Hacía mucho tiempo que no lloraba con tanto desconsuelo". Una tristeza que secundaba su hermana Carmen y es que aunque conocen de primera mano la versión no deja de emocionarlas verla completamente abatida frente a una cámara. "Rocío no ha vuelto a sonreír con los ojos", atestiguaba la colaboradora.

Emma García se preocupaba por cómo se encuentra en estos momentos Rocío Carrasco y Terelu Campos resolvía cualquier duda: "Está procesando el documental, la repercusión... Es la palabra que más me ha repetido estos días", unas declaraciones a la que Carmen puntualizaba "no la veo nerviosa pero tampoco feliz ni contenta".

Terelu Campos

Terelu Campos habla del documental de Rocío Carrasco

Mediaset

Terelu recordaba la terrible noche que pasó y es que en medio de la docuserie no dudó en coger el teléfono para hablar con Rocío Carrasco: "Hablé con ella y su preocupación era que yo estuviera mal. Pero yo también lo necesitaba, desahogarme...". "El ver a Rocío contarlo nos hace vaciarnos. Era necesario, es justo oírla hablar", sentenciaba Carmen Borrego con la voz entrecortada.

El clan Campos se ha convertido en familia para Rocío Carrasco. Siempre han mantenido silencio por petición propia de la protagonista pero primero María Teresa Campos y después, Terelu y Carmen, soñaban con este paso al frente para que de verdad se conozca la historia de la hija de Rocío Jurado.