María Teresa Campos, acompañada de su hija Carmen y su pareja, Edmundo Arrocet, llegaban al Hospital de la Luz el lunes por la mañana con el objetivo de que a la presentadora le quitaran la vesícula. Según ella misma explicó días atrás en ‘Sálvame’, la operación sería sencilla y no tenía de qué preocuparse.

Artículo relacionado

Ya podemos saber cómo fue la intervención y todo gracias a Terelu, quien habló con la prensa congregada a la salida de la clínica. La comunicadora, vestida de negro riguroso, desveló que el paso por el quirófano había sido rápido. “Nos habían dicho que iba a durar 40 minutos y han sido como 20 o 25”. “Ella tiene sus problemillas con la anestesia y la recuperación, que no la pasa muy allá, por eso la han tenido más tiempo hasta que la han subido a planta, pero vamos, que la intervención ha sido muy rápida, muy limpia, muy fácil…”.

Campos aprovechaba que su madre había sido subida a planta, donde se encontraba descansando, para bajar a tomar un poco el aire. Enseguida le tocaba volver a subir para no dejar a la matriarca ni un segundo sola. Adelantó que tanto ella como Carmen se quedarían a pasar la noche a su lado, por si necesitaba cualquier cosa, aunque esperan que el médico le dé el alta cuanto antes. Aún así, ellas prefieren ir “partido a partido”, como dice el Cholo Simeone, y no adelantarse a los acontecimientos.

De momento, el médico le ha pedido una única cosa a María Teresa: que descanse. Así que están prohibidas las visitas, para evitar el lío de mucha gente entrando y saliendo de su habitación, por lo que solo pueden estar con ella los acompañantes sucintos. Es importante que guarde reposo para que el postoperatorio sea bueno y pronto puedan recibir la mejor noticia de todas: que ya pueden volver a casa.

Terelu Campos nos cuenta cómo salió la operación de su madre

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado