Tamara Falcó está ya más que hecha a su trabajo como colaboradora en 'El Hormiguero'. La hija de Isabel Preysler ha sorprendido desde su primer en el programa de Pablo Motos con su espontaneidad y revelaciones más íntimas y personales, y en la última tertulia ha dejado a sus compañeros bastante en shock con su confesión.

Artículo recomendado

Tamara Falcó e Íñigo Onieva tiran la casa por la ventana con su último planazo juntos

Tamara Falcó e Íñigo Onieva tiran la casa por la ventana con su último planazo juntos

Todo ha empezado cuando Pablo Motos planteaba a sus colaboradores si ellos tratan a sus mascotas como si fuesen personas. Juan del Val y Nuria Roca han tenido un divertido rifirrafe sobre qué harían con sus dos perras en caso de separarse. "Me las quedo yo, obviamente", ha dicho Nuria Roca. Luego, ha hablado Tamara Falcó de sus tres perros y ha confesado su profundo amor hacia ellos.

"A mí me mordió un perro de pequeña pero no les tengo nada de miedo", ha dicho Tamara Falcó sin pensárselo dos veces. Hasta ahora jamás había compartido que de niña fuese atacada por un perro, pero ella ya lo tiene más que olvidado: "no tengo trauma".

No es la primera vez que Tamara Falcó habla de sus mascotas en 'El Hormiguero', a las que adora y mima al máximo. Su perrita Jacinta, de hecho, es toda una estrella en su perfil de Instagram.

Tamara Falcó compartió en una ocasión que a su perrita le encantan posar en las fotografías, tanto es así que incluso han protagonizado varias campañas publicitarias. También se lleva genial con la perrita de Mario Vargas Llosa: "La perrita se cree que yo soy su dueña. Eso es porque en mi cuarto siempre hay más movimiento y estoy con mis otros perritos, con los que le encanta jugar", contó en su momento a Pablo Motos.