Finalizadas las ligas nacionales europeas, los futbolistas comienzan sus vacaciones. Iker Casillas, portero del Oporto, acompañado de su mujer, la periodista Sara Carbonero y los dos hijos de ambos, Martín, de tres años, y Lucas, de uno, han puesto rumbo a nuestro país para disfrutar de su merecido descanso.

Artículo recomendado

Iker Casillas, el rey de las fiestas de su pueblo

Iker Casillas, el rey de las fiestas de su pueblo

Su primera etapa les ha llevado a Navalacruz, el pueblo de Iker. Allí, Sara y sus hijos pueden gozar del campo, la natulareza y el aire libre. Pero el matrimonio también ha podido disfrutar de la presencia de unos amigos portugueses, a los que han invitado a pasar unos días y conocer así las fiestas patronales de este bello pueblo abulense, donde por cierto, Iker lo dio todo, todo.

Tras pasar unos días en Navalacruz, la familia ha puesto rumbo a un destino playero. A Sara le encanta el mar y siempre procura elegir un lugar con playa para pasar las vacaciones. Los niños, además, se lo pasan en grande jugando con las arena y las olas. Si otros años han elegido Grecia o Cerdeña, en esta ocasión no han desvelado el lugar en el que se encuentran. Sea como sea, seguro que han celebrado a lo grande el primer cumpleaños de Lucas, un niño que, por lo que parece, va a ser mucho más movido que su hermano Martín, lo cual es mucho decir.

"Solo un año con nosotros y ya no podemos imaginarnos la vida sin ti", escribió Sara en Instagram, con una foto de Lucas de espaldas y con ganas ya de arrancarse a andar a toda pastilla, algo que hará seguro en los próximos días. Con los hashtags "Pura energía", "mil ojos son pocos" y "pequeña gran revolución", Sara ya nos pone sobre aviso acerca del movido carácter del chiquitín de la casa.