Rocío Flores está viviendo de una forma muy intensa la emisión del documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. Tras años sin tener relación con su madre ahora ve cómo Rocío Carrasco cuenta su versión de la polémica familiar. Esta mañana en ‘El programa de Ana Rosa’, la hija de Antonio David Flores ha reconocido que está mal. “Tampoco creo que tenga que estar llorando diciendo que estoy bien jodida, soy persona, en el mundo de la televisión somos muñecos pero yo soy persona y no todo vale. Pero cada uno que diga lo que quiera”, ha comentado sobre lo mal que lo está pasando estas semanas. Pero pese a su sufrimiento, ha querido dejar muy claro que no tiene ningún miedo.

Artículo relacionado

Rocío Carrasco está tocando temas de lo más escabrosos, entre ellos la paliza que le propinó Rocío Flores. La joven está viendo así cómo están saliendo a la luz aspectos de lo más polémicos pero en su malestar no hay hueco para el miedo, al menos hoy por hoy. “No tengo miedo”, ha comentado pero no sin olvidar que “tuve miedo hace muchos años, pero no es por este episodio”. De esta forma se ha remontado al pasado para dejar ver que sí que sucedieron cosas por las que sintió temor.

Rocío Flores no ha querido entrar en detalles, pero cuando ha hablado de miedo ha añadido que “sé muy bien lo que he vivido en esa casa y ahí me quedo”. De esta forma ha recordado la etapa en la que convivía con Rocío Carrasco y Fidel Albiac, y a juzgar por sus palabras sus recuerdos no son nada buenos. Pero por ahora prefiere mantenerse sin dar detalles sobre situaciones de lo más complicadas en las que, tal y como ha comentado hoy, llegó a pasar miedo.