Si creíamos que lo habíamos visto todo, estábamos muy equivocados. La fábrica de la tele, productora de 'Sálvame' y 'Sálvame Deluxe', entre otros programas, ha dado una vuelta de tuerca y se ha sacado de la manga un nuevo formato, a medias entre el 'talent show' y el 'reality'. Presentado por Carlos Lozano, en 'Sálvame Snow Week', que así se llama el invento, varios famosos se encerrarán en un balneario en Panticosa y allí deberán demostrar su talento para conseguir exclusivas, aguantar la presión de estar en un plató como 'Sálvame' y luchar por su supervivencia televisiva. El premio: ocupar una silla en 'Sálvame'. Y hay dos vacantes.

La marcha de Rosa Benito y de Raquel Bollo ha dejado dos sillas libres en el programa de las tardes de Telecinco y muchos son los aspirantes que desean ocupar esos puestos que han quedado vacíos. Tras demostrar sus aptitudes, será el público quien decida los ganadores, les guste o no a los veteranos colaboradores del programa, que deberán aceptar sin rechistar a sus nuevos compañeros de silla.

Entre los candidatos, cuyos nombres no han sido desvelados, podrían estar auténticos enemigos de los actuales colaboradores, véase, Olvido Hormigos o Diego Matamoros. También se han sugerido nombres como el de Alba Carrillo, Leticia Sabater, Jordi Martín, María Lapiedra o Makoke, entre otros.

La solución, a partir del próximo 12 de diciembre, tal y como anunció el propio Carlos Lozano en el 'Deluxe'. Lozano vuelve, esta vez como presentador, a Telecinco, tras su paso por 'GH VIP' y 'El debate' de 'GH17' y 'Granjero busca esposa' (Cuatro).