Joaquín Cortés está que no cabe en sí de gozo con su futura paternidad. El bailaor fue uno de los invitados a la fiesta de aniversario organizada por la revista Vogue en la Casa de Velázquez, y acudió acompañado de su pareja Mónica Moreno, presumiendo de 'tripita' de seis meses y exhibiendo el brillo que da la felicidad de saber que en unos meses podrá verle la cara a su bebé.

A pesar de que ésta es su máxima prioridad ahora, el juez de 'Bailando con las estrellas' no ha olvidado las desafortunadas palabras de Paula Echevarría donde usaba una comparación degradante para la etnia gitana. Joaquín ha vuelto a ser preguntado acerca de esta polémica y, nuevamente, a mostrado su decepción por no haber visto un paso contundente de la actriz por corregir sus afirmaciones y mostrar sensibilidad por el colectivo gitano.

Cortés le ha vuelto a dedicar un duro tirón de orejas, y parece dispuesto a señalar que Paula rectifique y pida perdón por su desliz. El lenguaje es traicionero y el bailaor ha querido sensibilizar que la frase que usó Paula "no es un dicho", sino unas palabras cargadas de prejuicios, en este caso contra el pueblo gitano. "Si hay una persona que ha hecho un comentario fuera de lugar, hay que llamarle la atención", ha afirmado.

Artículo relacionado

Las palabras a las que se refiere Joaquín fueron la que Echevarría pronunció cuando se la comparó con Dulceida. "Es como comparar a Dios con un gitano", dijo. Poco podía imaginarse la exmujer de David Bustamante entonces que el comentario con el que pretendía demostrar humildad también iban cargados de prejuicios que podían ofender a otras personas. La reacción del artista llegó en forma de furioso tuit: "#PaulaEchevarría y esto no se arregla con un “lo siento”. De verdad, qué mal gusto, qué poca categoría y qué poca vergüenza. “Es como comparar a Dios con un gitano” 👏🏼👏🏼. Con personas como tú se ve la cultura en este país. #PaulaEchevarríaVergüenza".

El bailaor lo sigue dejando claro: "Yo no tengo nada personal contra ninguna persona, simplemente con las palabras que se dicen. La gente lo que tiene que hacer es reconocer que se ha equivocado y pedir disculpas. Todos somos humanos".