Millán Salcedo se recupera favorablemente después de que el 4 de julio fuera ingresado en el Hospital Sagrado Corazón de Sevilla, a consecuencia de un ataque epiléptico. El círculo cercano del actor optaba por llevar la angustiosa situación con la máxima discreción y la falta de información provocaba una gran preocupación por su evolución. Después de que ya esté en planta desde el pasado lunes, Millán ha roto su silencio y ha concedido una breve entrevista telefónica a 'Sálvame' a través de la que ha tranquilizado a todos.

La mitad de 'Martes y Trece' ha confesado estar todavía "pachucho" después del grave problema de salud que se encuentra superando. "Mira que voz tengo. No puedo ni hablar. Me han dicho que hable lo mínimo posible", afirmaba con un hilo de voz.

Artículo relacionado

A pesar de las recomendaciones médicas, el cómico ha querido pronunciarse para lanzar un mensaje de tranquilidad y, sobre todo, agradecer los mensajes de ánimo que está recibiendo durante su hospitalización.

Salcedo aún tiene el susto en el cuerpo y reconocía: "¡Buf! Ha sido horrible". Y, haciendo memoria ha recordado que ya vivió un episodio similar en el pasado: "Ya me pasó cuando la Mili. Allí me pasó una cosa parecida. Nadie estamos exentos".

El humorista confirmaba la versión del último parte médico emitido por el hospital, que había tenido una "ccrisis epiléptica generalizada tónico-crónica con mordedura de lengua”. "Me han operado de la lengua y, por eso, me metieron en la UCI, para que no me hiciera daño, pero estoy mucho mejor", declaraba al redactor del programa por teléfono.

El ex 'Martes y Trece', aunque todavía débil, se mostraba esperanzado durante la conversación y expresaba: "Seguramente me lleven ya para Madrid". Asimismo ha hablado del tratamiento que deberá seguir a partir de ahora, por tiempo indeterminado de momento, "porque he estado casi veinte días a suero. Me tengo que recuperar".

Por fortuna, este susto de salud no lo ha afrontado en soledad, y ha contado con el apoyo de los suyos. "Aquí han estado mi hermano, mi sobrina... Aquí están conmigo". Finalmente, ha agradecido especialmente a María Patiño y Lydia Lozano haber estado tan pendientes de su evolución. "Gracias por estar portándoos tan bien: María Patiño, Lydia Lozano... Muchas gracias por las muestras de cariño y afecto. Me siento muy querido, de verdad".