Ha sido sin duda la noticia del día. Edmundo Arrocet ha dado el paso que María Teresa Campos llevaba tres meses esperando y ha recogido de casa de la presentadora, la que fue su hogar durante más de un lustro, sus muchos enseres personales que aún tenía almacenados. María Teresa Campos ha confesado en reiteradas ocasiones que necesitaba que todo eso saliera de ahí para cerrar este doloroso capítulo de su vida, y finalmente su deseo se ha visto cumplido. Pero porque ella ha dado el paso.

Artículo relacionado

Así lo ha desvelado Mila Ximénez en Sálvame. Después de conocerse que Edmundo había recogido este martes 25 de febrero sus cosas de la casa de María Teresa Campos y ver las imágenes del humorista en el domicilio junto a una empresa de mudanzas, Mila ha desvelado que en realidad ha sido la presentadora la que ha dado un golpe en la mesa y ha organizado todo para que sacara sus cosas ya de su casa. Muy sonriente, Bigote ha supervisado de primera mano el traslado, un momento en el que la presentadora no ha estado presente, ya que se encontraba en una comida junto a unos amigos totalmente desconectada de este episodio que podría resultar para ella desagradable.

Mila y María Teresa

"Me ha dicho que se acabó, que ha sido una pesadilla de la que se ha despertado y se ha terminado el asunto", ha explicado Mila esta tarde tras haber charlado con la presentadora. Al parecer, la madre de Terelu ha dado un paso al frente con la ayuda de una de sus personas de confianza que ha pedido a un amigo que transportara las pertenencias de Edmundo en una furgota después de que este le dijera que no podía "pagar el camión de mudanzas". En este sentido Mila ha sido muy contudente: "La que ha cerrado la puerta es Teresa, estaba hasta aquí de que tuviera la casa de almacén". Unas palabras que reafirman lo que la presentadora ha dicho al llegar a su hogar donde ha suplicado dejar ya el tema zanjado y ha celebrado el comienzo de una nueva etapa, ahora que se siente "más feliz y tranquila".