María Lapiedra abrió esta semana un melón importante: su relación con el reportero Gustavo González, casado y padre de cuatro hijos. Pero María asistió al 'Deluxe' y pasó una mala noche. Lo primero que quiso aclarar, con voz angustiada, fue: "Del problema personal que tiene Gustavo me enteré después de hablar en 'Cazamariposas'. De haberlo sabido, no habría dicho nada". Incluso comentó que quiso anular la entrevista del viernes porque no se sentía bien tras sus declaraciones.

Artículo relacionado

María, entre lágrimas, afirmó sentirse engañada por Gustavo: "Él fue el amor de mi vida. Pero al ver ahora que se ha vuelto a casar con su mujer, eso me ha dolido mucho. Por eso decidí hablar en 'Cazamariposas', porque soy muy impulsiva y me sentí engañada". Los colaboradores le reprocharon el daño que había hecho a Gustavo y a su familia, pero María respondió: "¿Y lo que yo he sufrido todo este tiempo, qué? Con Gustavo nos hemos seguido viendo, porque nos seguimos queriendo".