Nueva York es una ciudad que merece visitar en cualquier época del año, pero hay que reconocer que Navidad y Año Nuevo son unas fechas en las que la ciudad de los rascacielos brilla más si cabe que en el resto del año. Y para allá que se han ido Risto Mejide y Laura Escanes, con su hija Roma y Julio, el hijo que el publicista tuvo con Ruth Jiménez.

No es la primera vez que visitan la ciudad, al contrario, al ser uno de sus destinos favoritos suelen hacerse una escapada al año, más o menos, aunque, eso sí, esta es la primera vez que Roma cruza el charco y hace un viaje tan largo. Con lo viajeros que son sus famosos padres, esta ha sido la primera vez pero seguro que no será la última.

Artículo relacionado

Y puesto que estamos en enero, en Nueva York hace un frío que pela y una de las actividades favoritas de los neoyorquinos y de sus visitantes es patinar sobre hielo en alguna de las numerosas pistas que hay por todo Manhattan. Una de las más concurridas es la de Bryant Park, entre otras cosas porque es gratuita, no como la de Rockefeller Center o la de Central Park, que son de pago.

Laura, que se atreve con todo, no es muy ducha en esto de ponerse unas botas con cuchillas y deslizarse por la pista helada, pero ella quiso probarlo y Risto dejó constancia en un vídeo del riesgo de romperse la crisma por el que atravesó su esposa. La influencer, con todo, afirmó: "En mi defensa diré que solo me caí una vez". Así que patinar, quizá no patine mucho, pero el sentido del equilibrio lo tiene muy bien puesto, que ya es mucho.

De aquí a los Juegos Olímpicos 🥇😂

Una publicación compartida de Laura Escanes (@lauraescanes) el