Ya tiene Kiko a su hijo mayor en casa y está feliz. Jessica Bueno, la madre de Francisquito, llevó a su hijo hasta Sevilla para entregárselo a su padre, quien hace pocos días se lamentó de no haber podido pasar el cuarto cumpleaños del niño junto a él. Kiko y su mujer, Irene Rosales, regresaron a casa tras haber asistido en Aranjuez a la presentación del nuevo disco de Isabel Pantoja.

Artículo relacionado

Tanto Kiko como Irene han compartido en sus respectivos instagrams imágenes de sus niños. Por un lado, Kiko nos muestra a sus dos hijos cogidos de la mano y al mayor dormido sobre él: "Mi grandullón le sigue gustando dormir con su padre", escribe. Irene, por su parte, ha colgado un vídeo en el que vemos a la pequeña Ana desplazarse de pie agarrándose en los muebles. De aquí a caminar solita ya queda muy poco. Ana cumplirá un año el mes que viene.

<