Kiko Matamoros está viviendo uno de los momentos más dulces de su vida. Una etapa muy positiva que se había empañado por un distanciamiento con Ana, la hija que comparte con Makoke. Los continuos enfrentamientos entre sus progenitores hacían que la joven tomase partido por su madre, algo que no ayudaba a que la pequeña del clan Matamoros se reencontrase con su padre.

Hace unos meses era el propio colaborador quien confesaba este inmerecido castigo: "Es una situación muy injusta para mí.Se justifica todo de un lado y del otro nada", confesaba con evidente tristeza. Cuando parecía que este distanciamiento se hacía cada vez más grande después de que pasaran las navidades separados, la propia Makoke evidenciaba que seguramente Tony Spina sería mucho mejor padre que él.

Artículo relacionado

Kiko Anita Matamoros

Tras las duras palabras de su ex mujer, Kiko se ha apresurado a pedir perdón públicamente a todos sus hijos: "Si verdaderamente he sido un mal padre le pido perdón a mis hijos". El colaborador entonaba el mea culpa en varios aspectos y no le ha importado reconocerlo: "Lo he hecho lo mejor que he podido y sabido, pero he cometido errores y lo reconozco. He fallado en no saber identificar bien los límites del terreno de juego, de haber mirado para otro lado pensando que era lo mejor… muchos fallos. Por respeto a mis hijos no voy a hablar", decía en el programa 'Viva la vida'.

Y aunque desconocemos quien ha dado el primer paso, era el propio Matamoros quien reconocía con una sonrisa que ha retomado la relación con su hija Ana: "La situación con mi hija Ana se ha arreglado, ya está todo bien", adelantó sin querer entrar en más detalles al respecto.

Al parecer, este acercamiento se ha producido durante las vacaciones de Navidad, en las que Anita ha aprovechado para reunirse con toda la familia en Madrid. Y es que cabe recordar que Kiko reconocía recientemente que había recibido la felicitación de cumpleaños por parte de todos sus hijos, signo de que la mala relación con su hija pequeña ya era cosa del pasado.