La guerra en el seno de la familia Pantoja ha tocado ya techo. Lo que, de entrada, parecía un nuevo roce entre los hermanos Isa y Kiko Rivera, ha ido desviándose hacia un nivel de enfrentamiento complicado. Isabel Pantoja, matriarca del clan, en lugar de poner paz y cordura en estos desencuentros, ha entrado en la polémica cargando contra su propia hija. Algo que ha hecho no solo que Isa se rompa, sino que también tome una decisión drástica con su entorno más cercano…

Artículo relacionado

Isa Pantoja no puede más. La hija de la tonadillera no ha podido evitar romperse al pensar que su madre se ha dedicado a hablar de sus desencuentros con gente ajena a la familia en lugar de levantar el teléfono. Un nuevo llamamiento desesperado para que Pantoja esté al lado de su hija pero que, por el momento, parece que la cantante no piensa escuchar. “No la reconozco”, llegó a decir durante la puesta de largo de la nueva temporada de Mediaset.

Mientras tanto, Isa intenta continuar con su vida aunque reconoce que nunca lo había pasado tan mal como hasta ahora. “Llevo una semana fatal, nunca nada me había afectado tanto”, aseguraba en su última intervención en ‘El programa de AR’. De hecho, la joven, para evitar mayores problemas, ha tomado una decisión para todo su entorno más íntimo. Una medida que tiene intención de seguir a rajatabla.

“Todo el mundo me ha preguntado que si necesito ayuda y si necesito que me defiendan”, explicaba Isa a Ana Rosa. “He pedido incluso a Dulce y al resto de gente que está conmigo que estén al margen”. Isa quiere limar asperezas con su madre e intentar que todo se solucione. Esta guerra está haciendo sufrir a todos demasiado y ya ha llegado el momento de ponerle fin.