Ha sido una de esas pérdidas que quedarán para siempre. Eduardo Gómez fallecía este fin de semana y dejaba a todos sus compañeros, amigos y familiares desolados. Su trabajo, principalmente, en ‘Aquí no hay quién viva’ y ‘La que se avecina’ le habían dotado de una popularidad enorme. Héctor, su hijo, recordaba el enorme cariño que se le tenía a su padre a las puertas del tanatorio…

Artículo relacionado

“Luchó contra el cáncer hasta el final”. Héctor Gómez, hijo del desaparecido Eduardo Gómez, quiso desvelar parte de la vida de su padre que este había preferido mantener en un segundo plano. “Quiso llevar la enfermedad de forma discreta para no preocupar ni hacer sufrir a la gente”, explicaba muy afectado. “Era muy buena persona, con un gran corazón y como buen gladiador que era, ha luchado y ha muerto en paz y tranquilo”.

El hijo del desaparecido actor reconocía que los últimos meses habían sido muy duros. “Bastantes meses de entrada y salida del hospital”, explicaba durante el último adiós al intérprete. “Él ha luchado por su vida, por curarse, pero el cáncer le ha ganado la batalla”. Muchos de sus compañeros de televisión se acercaron para despedirse del carismático actor.

“La mayor enseñanza que me ha dejado es que, por muy mal que estés, siempre puedes salir a la superficie. Lo pasó muy mal durante su vida, tuvo etapas muy malas, y me enseñó que por muy abajo que estés, siempre puedes salir a la superficie. Es un ejemplo de superación”. Un recuerdo precioso para tenerlo siempre presente.