“Nunca he pronunciado la palabra crisis”. Ana María Aldón quiere dejar muy clara su postura. Cansada de los rumores que apuntan hacia un fin de su matrimonio con José Ortega Cano, la diseñadora da un golpe sobre la mesa en su última entrevista en exclusiva para ‘Lecturas’. “Hemos superado muchas etapas malas”, se sincera Ana María pero crisis en su matrimonio no ha habido ninguna.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA | Ana María Aldón contesta a Gloria Camila y nos enseña los modelos que lucirá en El Rocío

EXCLUSIVA | Ana María Aldón contesta a Gloria Camila y nos enseña los modelos que lucirá en El Rocío

“Salgamos del pozo porque me ahogo y, con el niño, no podemos permitírnoslo”. Así se sentía Ana María Aldón cuando habló abiertamente de la situación que estaba viviendo. La diseñadora se sentaba con Emma García y se sinceraba sobre la impotencia que sentía con su familia. “Tampoco he tenido una crisis de decir 'me voy a separar'”, nos apunta en exclusiva en su última entrevista para ‘Lecturas’. Fue un toque de atención que tiene claro que ha servido para mucho. “Ha surtido efecto”, asegura.

“Puedo tener un disgusto por tonterías, que tampoco, por- que no tenemos una relación tóxica, y de machismo menos. Nos hemos conocido ya con unas edades, cada uno tiene su vida, y nos respetamos”, explica la diseñadora a esta publicación. Solo ella y su marido saben lo que ocurre en su relación y no está dispuesta a que nadie más opine ni se meta en asuntos que no le corresponde. “Es fuerte”, afirma con rotundidad en referencia a su unión matrimonial. Y para prueba, la última aparición pública de Ortega Cano en la ‘Sálvame Fashion Week’, uno de los hitos de Ana María en su carrera como diseñadora.

Portada 3663 Ana María Aldón
Lecturas

Feliz con Ortega Cano

“Él tiene mucha energía. A veces digo: “Jolín si se ríe”. Empieza a bailar en la cocina, cosas que no te las esperas y que no hago yo”, se sincera Ana María Aldón. La diseñadora, siempre celosa de la intimidad de su casa y de su familia, no duda en narrarnos la verdadera cara de Ortega Cano, una faceta familiar desconocida para el gran público y que deja muy clara cual es el momento vital que pasan como pareja. Ana María está feliz y eso se nota.