Ha sido un golpe tremendo para toda la familia. El pasado sábado fallecía el torero Dámaso González a los 68 años tras una dura lucha contra la enfermedad. Un cáncer de huesos apagaba la vida del que fue una de las leyendas del toreo y amigos, compañeros y familiares no podían más que llorar su pérdida. Ahora ha sido Juan Peña, marido de una de las hijas del torero, quién ha querido unirse al recuerdo enviando una emotiva carta de despedida.

Artículo relacionado

Lo ha hecho en Vanitatis. El cantante ha remitido una extensa misiva donde ha recordado todo el cariño, el respeto y la admiración que sentía hacia el torero. “Has dejado un vacío muy grande, suegro, en esta familia que está rota de dolor, de pena, de rabia, de sufrimiento en el alma en cada una de ellas. Un sufrimiento que solo el tiempo podrá apaciguar muy lentamente y que nunca podrá olvidar”, ha confesado el cantante.

Todo el mundo habla con cariño, respeto y emoción del gran ser humano que eres”, ha escrito Peña en Vanitatis. “Qué rota has dejado a tu hija, amigo, está destrozadita, no sé cómo voy a poder ayudarla a recomponer ese puzzle que ha quedado hecho añicos”. Tanto Sonia, la mujer del cantante, como Elena, Marta y Dámaso, los otros hijos del torero, han quedado destrozados tras el fallecimiento de su padre.

Peña también ha querido recordar cómo fue su primer encuentro con el torero. “Recuerdo el primer día que entré en tu casa y te miraba con respeto, admiración”, ha confesado. “Mi reputación en esas cosas del amor tampoco es que fuese impoluta. pero qué sencillo me lo pusiste todo, amigo”. El cantante asegura que “con el tiempo me gané vuestro cariño, un cariño que me ha hecho ser uno más de vuestra adorada familia”.

Espero estar a tu altura, ser una pizca de como tú eres y enseñarle a mi hijo tu humildad”. Tristán, el hijo del cantante y nieto del torero, estaba muy unido a su abuelo. “Su tarta de cumpleaños, su fiesta... Faltará un hueco en esa mesa y no sé cómo lo haremos. No quiero que ese inocente angelito sufra desde tan pequeñito al ver la ausencia de su abuelito”.

Juan Peña, en su nombre, pero también en el de su mujer y su hijo, y toda la familia del torero, ha querido despedirse de él como se merecía. “Te queremos ahora y siempre”. Mucho ánimo y mucha fuerza.