Isabel Pantoja ha tomado todas las medidas necesarias para proteger a su madre, doña Ana, del coronavirus. Muy delicada de salud desde hace tiempo, la cantante ha cerrado Cantora a cal y canto para que no haya ningún tipo de riesgo de contagio. Una decisión lógica e importante teniendo en cuenta la avanzada edad de su progenitora. Con todo y pese a estar separada de sus hijos, Pantoja no pierde detalle de todo lo que hacen las 'otras' personas más importantes de su vida: sus nietos. La tonadillera está encantada con su faceta de abuela y ni la distancia hace que se quede al margen...

Artículo relacionado

La familia Pantoja, como muchas familias en este momento, se encuentra totalmente separada. El confinamiento debido al coronavirus ha hecho que cada uno de los miembros del clan se encuentre en un punto diferente de la geografía. Anabel en Canarias, Isa en El Puerto con su hijo y Kiko en Sevilla junto a su mujer Irene y sus hijas. Eso sí, la cantante, pese a esta distancia, se mantiene en contacto permanente con todos, tal y como ya explicó Anabel Pantoja en 'Sálvame'.

Pendiente de sus nietos

La cantante, además de estar preocupada por su madre, tampoco aparta a sus nietos de su mente. Hecha toda una orgullosa abuela, para Pantoja sus pequeños son su motor y estar separada de ellos tanto tiempo es difícil. Pese a la distancia, la tonadillera está al tanto de todo lo que hacen tanto los hijos de Kiko Rivera como el hijo de Isa. “Mi tía usa la videollamada para poder ver a sus nietos”, explicaba Anabel en su última conversación telefónica con María Patiño. “Cada uno estamos en una parte de España. Mi tía en Cantora, Kiko en Sevilla, Isa en El Puerto...”.

No es la primera vez que Pantoja se ha mostrado muy feliz con esta nueva etapa como abuela. La cantante recibe regularmente la visita en Cantora de sus hijos acompañados de sus nietos y, posiblemente, sean sus momentos más dichosos, cuando puede dedicarse a sus pequeños y 'olvidar' el duro trance que significa cuidar de su madre, muy delicada de salud desde hace tiempo.