El estreno de la cuarta temporada de la exitosa serie The Crown está dando mucho que hablar. Desde el pasado domingo, día en el que se emitían los nuevos diez capítulos, el aluvión de comentarios y críticas no ha cesado, con espectadores ansiosos por continuar viendo la peculiar crónica de la vida de la reina Isabel II.

Artículo relacionado

Spoilers al margen, la nueva entrega muestra algunos enclaves de lo más maravillosos que, con mucho orgullo, se han grabado en territorio español. Tal y como manda la historia, en el capítulo 6 Australia es gran protagonista con motivo del viaje que realizaron el príncipe Carlos y Diana de Gales pero, lejos de lo que pueda parecer, los actores no viajaron hasta allí, sino que grabaron las escenas concretas en España.

The Crown

Aunque en la serie se muestre como Australia, gran parte de la nueva temporada de 'The Crown' ha sido rodada en tierras españolas.

Netflix

Tal y como ha explicado a través de Netflix Martin Childs, diseñador de producción desde la primera temporada -con la que consiguió un premio Emmy-, su trabajo en la serie es inmenso ya que ha tenido que situar en el mapa escenas muy conocidas de la historia de la Familia Real británica, además de mostrar otros enclaves más desconocidos para los espectadores.

La elección de España, como bien informan desde la plataforma de entretenimiento, fue idea de Martin Childs, ya que estaba convencido de que "tenía mucho que ofrecer", incluso después de utilizar algunas localizaciones para la tercera temporada. Los paisajes y la arquitectura son muy variables, y aquí encontró lo que necesitaba para transmitir al otro lado de la pantalla un paisaje prácticamente australiano.

The Crown

Los actores protagonistas de la serie han rodado durante semanas en diferentes enclaves de España.

Netflix

El galardonado con un Oscar por su trabajo en Shakespeare in love reconoce que la elección se hizo "no en toda España, sino en un triángulo relativamente pequeño del país". Se trata de una "mezcla de España con nuestras localizaciones británicas que también parecían australianas ya que solo necesitábamos la luz española para compensar el gris de Inglaterra para completar la ilusión", añadía el artista que hace un año pudo completar sus rodajes en Madrid, Málaga y Almería.