No es el primer saqueo millonario que se ha realizado en París en los últimos tiempos, ya que hace menos de dos años Kim Kardashian fue víctima de un atraco a punta de pistola en el que le arrebataron unas por valor de 9 millones de euros.

Artículo relacionado

En esta ocasión los desafortunados han sido el príncipe Emanuele Filiberto de Saboya, nieto del último rey de Italia y heredero de la desaparecida monarquía italiana, y su mujer, la actriz francesa Clotilde Courau. Nada más y nada menos que medio millón de euros en joyas ha sido lo que los ladrones se han llevado de su residencia de París, según ha publicado el diario Le Parisien.

Según ha informado el periódico francés, el saqueo tuvo lugar el pasado viernes, horas antes de que los príncipes volvieran de pasar unos días de vacaciones por Italia. Emanuele Filiberto y Clotilde de Saboya regresaron a su domicilio de París y descubrieron el robo, que al parecer tendría su origen en el hurto previo de un bolso que, dos semanas antes, había sufrido ella en el metro de París.

Se especula que para acceder a la residencia los ladrones utilizaron la llave que Clotilde guardaba en su bolso, ya que no cambiaron la cerradura después del percance que vivió en el metro. Sin embargo, según informa la policía este tipo de robos lo realiza una banda organizada y con experiencia, ya que para vender las joyas en el mercado negro es necesario tener cómplices y contactos ya que se trata de piezas claramente reconocibles que podrían recuperarse si se encuentran en una subasta pública.