La de Holanda es una de las Casas Reales que menos informa sobre sus planes navideños, al contrario, por ejemplo, de otros clanes que suelen enviar comunicados oficiales con los movimientos que realizan durante estas fechas, especialmente para el 24 y el 25 de diciembre.

Artículo relacionado

Dependiendo del año, Guillermo, Máxima y sus tres hijas pasan la Navidad en La Angostura, una finca que la familia de la monarca tiene en la Patagonia, donde todo apunta que pasarán estas fiestas. Eso sí, mientras están en Holanda, cumplen fielmente con todas las costumbres navideñas, que además empiezan mucho antes que en el resto de Europa.

Familia Real de Holanda
Gtres

Para los ciudadanos holandeses las Navidades comienzan con San Nicolás, que es quien reparte los regalos en su país. La festividad se realiza el día 6 de diciembre, y para entonces las ciudades ya se ven adornadas. Sinterklass, como se le llama en los Países Bajos, llega al puerto de Ámsterdam el día 5 con un gran saco de regalos y, según cuenta la leyenda, viene desde Alicante. Su recibimiento, al que no falta nadie, supone una gran fiesta en la que no faltan canciones y bailes, y en la que en más de una ocasión se ha podido ver a los reyes unirse con sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane. San Nicolás desfila luego por las calles de la capital, marcando así el inicio de las fiestas navideñas en el país.

Entre otras costumbres holandesas, la noche del 5 de diciembre se recibe un pequeño regalo anónimo que se esconde dentro de una fruta u hortaliza, y que se acompaña con un poema en el que Sinterklass expresa su opinión sobre el destinatario del presente. Una tradición que el monarca utilizó en 2002 para pedirle matrimonio a Máxima Zorreguieta. Otra tradición a la que nunca faltan y que sucede a mediados de diciembre es la gala musical navideña, que se emite en Nochebuena en la televisión pública holandesa. Para este año, Máxima escogió un vestido de lentejuelas con el que deslumbró a todo el público.

Máxima de Holanda
Gtres

Sea donde sea, para Guillermo y Máxima no faltan en Nochebuena algunas elaboraciones típicas del país, como el conejo con lombarda o pavo relleno con puré de castañas, acompañados de pan con pasas, pan de jengibre -llamado también pan de los enamorados- o pasta de almendras. Para el postre, figuritas de azúcar, letras de chocolate, un tipo de mazapán similar al español, y los tradicionales oliebollen, unos dulces redondos que cuentan con una masa similar a la de los churros y que se pueden acompañar con pasas, chocolate, azúcar o otros sabores.

Para la princesa Beatriz, muy unida a Guillermo, serán unas Navidades marcadas por el fallecimiento este verano de su hermana, la princesa Cristina, por lo que no se descarta que acompañe a la familia de su hijo allá donde vayan para poder celebrar las fiestas con ellos.