Isabel II ha vuelto a demostrar que a sus 95 años, no hay nada que se le resista. La monarca ha vuelto este domingo 18 de julio a Wood Farm, la residencia en la que disfrutó de las últimas vacaciones junto al duque de Edimburgo. Allí vivió el príncipe Felipe desde que se retiró de sus deberes reales en 2017 hasta que la pandemia trastocó sus planes y lo obligó a volverse al castillo de Windsor junto a la monarca. Juntos regresaron el pasado septiembre y, tras su fallecimiento, la madre del príncipe Carlos ha decidido volver a relajarse a este lugar que tantos buenos recuerdos le trae.

Artículo recomendado

La reina Isabel II abre los jardines del palacio de Buckingham: esto cuesta sentirse como un 'royal'

La reina Isabel II abre los jardines del palacio de Buckingham: esto cuesta sentirse como un 'royal'

Un regreso a Wood Farm que, sin embargo, no ha llamado la atención por el hecho de que la monarca haya decidido regresar a este lugar, algo que se daba prácticamente por descontado, sino porque Isabel II lo ha hecho ¡conduciendo su propio todoterreno! A sus 95 años, la reina no tiene ninguna intención de dejar de manejar el volante y, aunque seguro que tiene personal suficiente para que la lleven, siempre opta por sentarse en el asiento del piloto.

Isabel II

Isabel II llega conduciendo su propio todoterreno a Wood Farm

GTRES

Así, la reina Isabel II llegó a Wod Farm conduciendo su propio coche. Algo que también hizo hace apenas unas semanas al asistir al Royal Windsor Horse Show. En esta ocasión, lo hizo acompañado por su consejero de carreras, John Warren, y parte de su equipo. Con gafas de sol y una blusa con rosas bajo un chaleco, la monarca estaría de visita, según el diario Daily Mail, para hacer negocio con alguno de sus caballos.

Artículo recomendado

Isabel II cede todo el protagonismo a Harry y Guillermo, sin dejar de mostrarles su apoyo

Isabel II cede todo el protagonismo a Harry y Guillermo, sin dejar de mostrarles su apoyo

Además, la mencionada publicación asegura que la reina voló a Norfolk en helicóptero para realizar una visita de apenas 24 horas. Habrá que esperar, por lo tanto, un poco más para volver a verla disfrutar de unas vacaciones en el lugar.