Después del anuncio de su nacimiento y de protagonizar su primer y más tierno posado, el príncipe Charles sale del hospital para comenzar su nueva vida en casa. El pequeño, primer y muy esperado hijo de Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo, abandonaba este miércoles el centro médico mientras dormía plácidamente en brazos de sus padres.

Artículo relacionado

El recién nacido, que nació el pasado domingo 10 de mayo, ha tenido su segundo posado después de desde el Gran Ducado publicaran unas imágenes de lo más enternecedoras del bebé durmiendo con solo tres días de vida, fotografías con las que se presentaba oficialmente al quinto nieto de Enrique y María Teresa de Luxemburgo.

Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo

Muy sonrientes y agradecidos con el equipo médico que les ha atendido, los nuevos papás abandonaban el centro médico en el que han permanecido desde el domingo, haciendo usa de las mascarillas de seguridad recomendadas en este tiempo de crisis sanitaria. La feliz pareja no ha dudado en pararse unos segundos para volver a posar junto a su pequeño.

La llegada del príncipe Charles, que vino al mundo pesando 3,190 kilos y midiendo 50 centímetros, supone un alivio en la línea de sucesión de Luxemburgo, convirtiéndose en segundo heredero por detrás de su padre Guillermo.

Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo

Horas más tarde de la salida del hospital, el Gran Duque heredero acudía al Ayuntamiento de Luxemburgo para firmar el certificado de nacimiento de su hijo, el príncipe Charles. De nuevo, el royal no ha podido evitar mostrarse emocionado y muy feliz, con una sincera sonrisa que le ha acompañado en todo momento.

Guillermo de Luxemburgo

Fue en 2012 cuando Guillermo y Stéphanie de Luxemburgo contrajeron matrimonio y, pese a sus afirmaciones de ampliar la familia con calma, la larga espera ha sido foco de inquietudes y conjeturas por parte del pueblo luxemburgués, que ha estado esperando durante años la llegada de un nuevo heredero.

[Imágenes: Cour grand-ducale Luxembourg]