A sus seis años, Gabriela de Mónaco ha demostrado ser una auténtica Grimaldi y una gran sucesora de su madre, Charlene de Mónaco. Ante la ausencia de su progenitora durante el Día Nacional de Mónaco, la pequeña se convirtió en el centro de todas las miradas no solo por el emotivo momento que protagonizó junto a Jacques, sino también por su estilo.

Artículo recomendado

La princesa Charlene, de nuevo ingresada: Alberto de Mónaco habla claro de su estado de salud

La princesa Charlene, de nuevo ingresada: Alberto de Mónaco habla claro de su estado de salud

La hija de Charlene de Mónaco lució un exclusivo abrigo de felpa de alpaca y lana en color rosa, firmado por Brunello Cucinelli y valorado en 1.300 euros. Una pieza que incluye cierre de botones y un par de bolsillos con solapa y que no ha tardado en agotarse. El fenómeno de la pequeña es tal que después de que lo lucieran en público se ha acabado el stock en algunas de las tallas que están disponibles.

Jacques y Gabriella de Mónaco
Gtres

Algo que también ha ocurrido con la boina con adornos florales con la que complementó su look. Con un precio de 119 euros, aunque en las últimas horas algunas páginas web han decidido rebajarlo, este complemento también se ha agotado. Unos fenómenos que demuestran que, a pesar de su corta edad, la pequeña se ha convertido en todo un icono de moda, al igual que ocurre con su madre.

Artículo recomendado

Jacques y Gabriella le dedican a la princesa Charlene el mensaje más emocionante en el Día Nacional de Mónaco

Jacques y Gabriella le dedican a la princesa Charlene el mensaje más emocionante en el Día Nacional de Mónaco

Esta no es la primera vez que Gabriella sorprende con uno de sus looks en público. El pasado mes de enero lució un estilismo de Dior para la quema simbólica de una barca en Puerto Hércules que no dejó a nadie indiferente, ya que llevaba un bolso valorado en 3.000 euros. Antes, ya había lucido otras firmas como Polo Ralph Lauren o Ray-Ban.

Además, el pasado verano ‘copiaba’ a su madre al cortarse ella misma el flequillo tal y como lo llevaba su progenitora. "¡Gabriella decidió cortarse el pelo! Lo siento mi Bella, hice todo lo posible para arreglarlo”, compartía entonces Charlene en su cuenta de Instagram. Un corte de pelo con el que deja claro que su progenitora es todo un referente para ella, también en cuestiones de estilo.