Se ha cumplido un mes de la marcha de la princesa Leonor a Gales y no hemos tenido ningún tipo de feedback por parte de la Casa Real referente a cómo han sido las primeras semanas de la primogénita de los Reyes en el UWC Atlantic College. Sin embargo, lo que es evidente es que la princesa de Asturias ha dado un giro radical a su vida y está adaptándose poco a poco a los cambios.

Después de hacer frente a la vorágine de las clases de lunes a viernes, Leonor y todos sus compañeros disfrutan de los fines de semana al máximo donde cuentan con un amplio abanico de planes de ocio muy diferentes a lo que hacía en España. Si bien los fines de semana en casa pasaban por tardes de compras, jornadas de cine o salidas en familia, ahora no tiene tiempo que perder si lo que quiere es integrarse entre todos sus compañeros.

Artículo relacionado

Cada viernes, en el internado realizan una fiesta de hermanamiento. Una multitudinaria reunión que organizan los propios alumnos y que cada semana está dedicada a un país diferente para así conocer todas las culturas. Velada con música, baile y rica gastronomía local, eso sí, no se puede alargar más de las 23.00 horas. Sin duda, la ocasión perfecta para para conocerse y dejar a un lado el ajetreo de las clases.

Leonor en Gales
Gtres

El sábado y el domingo, los alumnos tienen la oportunidad de levantarse algo más tarde. Y tras el desayuno de rigor en el castillo central, disponen de más libertad para elegir qué les apetece hacer: deporte, voluntariado o incluso hacer excursiones por la región previamente organizadas. El cine es una de las opciones más solicitadas por los alumnos y mientras el tiempo lo permita disfrutan de los últimos estrenos en el jardín. Sea como fuere, lo que es más que evidente es que no hay tiempo para el aburrimiento en el UWC Atlantic College de Gales.