La emoción de Leonor en su discurso de despedida de Zaragoza con mención especial a su padre, el rey Felipe VI

Leonor ha cerrado este día tan especial con un discurso cargado de sentimiento. Un adiós a la ciudad de Zaragoza después de nueve meses allí.

Rebe avatar
Rebeca Alonso

Redactora digital de Lecturas

Leonor
GTRES

En vísperas del 20 aniversario de la boda de los reyes Felipe y Letizia, la princesa Leonor (18 años) ha vivido un día histórico en Zaragoza con motivo de la entrega de la Medalla de las Cortes de Aragón, el título de Hija Adoptiva de Zaragoza y la Medalla de Aragón. Un triple reconocimiento como muestra del "cariño y reconocimiento" del pueblo aragonés y como"recuerdo de un periodo relevante" de su vida en la ciudad. 

A diferencia de su padre, que recibió las mismas distinciones en tres actos diferentes hace ya 38 años, en el caso de Leonor se ha decidido que todo tenga lugar el mismo día para que pueda retomar cuanto antes su formación en la AGM. Una jornada muy intensa que daba comienzo a las 10.30 horas en el palacio de la Aljafería envuelta en una enorme expectación y ha concluido alrededor de las 13.00 horas con un cóctel en el palacio arzobispal.

Recuerdo a su padre, Felipe V, y agradecimiento incondicional a la ciudad: el discurso completo de Leonor en Zaragoza

Hemos tenido que esperar al final de la jornada para escuchar a Leonor en el que ha sido su discurso más personal y emotivo. Unas palabras que ha pronunciado en la Catedral del Salvador tras recibir la Medalla de Aragón. "En Zaragoza, en Aragón, me he sentido en casa, acogida y acompañada en una tierra que siempre formará parte de mi vida", así comenzaba un discurso cargado de sentimiento en el que Leonor ha querido plasmar lo importante que será para ella esta etapa. "Quedan solo cinco semanas para que me vaya, para que reciba mi despacho de alférez, y ya empiezo a echaros de menos", continuaba emocionada. Gesto que pone de manifiesto lo importante que ha sido esta etapa para ella. 

Leonor
GTRES

Como no podía ser de otra manera, en sus palabras, ha aprovechando para recordar el paso de Felipe VI por la ciudad aragonesa. "Mi padre lo vivió de un modo parecido hace casi 40 años y en estos días hemos hablado mucho de ello. Seguir sus pasos significa mucho para mí", ha asegurado. "Gracias Zaragoza, gracias Aragón. Gracias a todos los que habéis hecho que en este tiempo me sienta una aragonesa más, una maña más", ha concluido despertando los aplausos en el Seo. 

Estas palabras no han sido las únicas que Leonor le ha dedicado a los aragoneses. Unos minutos antes, plasmaba su firma en el libro de Honor de las Cortes de Aragón junto a un mensaje de agradecimiento. "Muchas gracias por concederme la Medalla de las Cortes, la Medalla de Aragón y también agradezco que me hayáis otorgado el título de Hija Adoptiva de Zaragoza. Una ciudad que conozco y quiero más después de vivir estos meses aquí y recibir el cariño de todos sus ciudadanos". 

 

Leonor
GTRES

Tras este día tan intenso, Leonor retomará las clases finales en la academia militar. Tal y como detalla la agenda de la AGM, el grupo de cadetes harán frente a su último periodo de instrucción y maniobras entre el 27 de mayo y el 7 de junio. El curso finalizará de manera oficial el miércoles 19 de junio con el tradicional acto de clausura, pero no será hasta el 3 de julio cuando el propio rey Felipe le haga entrega del despacho con su título de alférez. 

En ese momento darán comienzo sus ansiadas vacaciones, días de descanso en privado que seguro aprovechará para salir con amigas antes de viajar a Palma de Mallorca, donde nos volverán a deleitar con su presencia como cada año. Sin embargo, los días de asueto para Leonor terminarán pronto ya que a mediados de agosto pondrá rumbo a Pontevedra para dar comienzo a su segundo año de formación en la Escuela Naval de Marín.

Los gestos que han delatado los nervios de la princesa Leonor en Zaragoza

Aunque no es la primera vez que afronta un acto en solitario, la timidez de la princesa de Asturias se ha hecho patente en varios momentos del día. Nada más llegar al Palacio de la Aljafería no podía evitar responder a los gritos de los curiosos con una sonrisa nerviosa. Inmediatamente después, el gesto de sus manos tocándose el uniforme la delataban. 

Con el paso de las horas fue acomodándose y se la veía mucho más relajada junto al resto de personalidades que le han acompañado en esta cita. Los reyes Felipe y Letizia han seguido el paso de su hija desde la distancia, ya que han preferido que Leonor afronte este nuevo reto en solitario. Un paso más en su camino hacia el trono. 

Loading...