La Casa Real británica da marcha atrás y toma una decisión desesperada ante las últimas ausencias

La Casa Real británica ha dado marcha atrás tomando una decisión desesperada ante las últimas ausencias y días de descanso de algunos de sus miembros

Jara Bravo
Jara Bravo

Redactora digital de Lecturas

Guillermo, Camilla y Carlos
GTRES

La polémica y la atención mediática no abandona a la Casa Real británica. Desde que se anunció la misteriosa operación abdominal de Kate Middleton y el diagnóstico de cáncer del rey Carlos III, la familia real no ha dejado de ir cuesta abajo y sin frenos. Movimientos, gestos y giros inesperados han seguido marcando la actualidad de los royals ingleses.

Una de las últimas noticias que sorprendía eran los días de descanso que la reina Camilla iba a tomarse "para recargar energías". Y es que, desde que Kate y Carlos quedaron fuera de la agenda de compromisos, ella y el príncipe Guillermo han cargado con el peso total de la Corona inglesa. Una responsabilidad que habría dejado exhausta a la esposa de Carlos III, tal como informó Ingrid Seward. De esta manera, Camilla cogió un vuelo este pasado lunes para viajar al extranjero de forma privada y secreta.

Guillermo y Camilla
Gtres

Artículo recomendado

Una ausencia que se suma a la del príncipe Guillermo las pasada semana en la misa funeral de Constantino. El marido de Kate Middleton no acudía a la cita de la capilla de San Jorge en Windsor por "motivos personales". Unas razones que rápidamente se asociaron al estado de salud de Kate y al fallecimiento de Thomas Kingston, marido de lady Gabriella Windsor, prima segunda de Carlos III.

La desesperada decisión de la Casa Real británica ante las- recurrentes ausencias

A la vez que Guillermo y Camilla parecen haber ralentizado sus apariciones, el rey ha retomado su agenda de actos reuniéndose con el ministro de Hacienda, Jeremy Hunt. La última vez que participó en un acto en solitario fue muy notorio su deterioro, con las manos hinchadas y mucho cansancio. A pesar de que aquella imagen preocupó a los ciudadanos ingleses, el monarca ha vuelto a dar un paso al frente para hacerse cargo de las obligaciones reales.

Un gesto que, sumado a las ausencias, se ha ganado el desconcierto y las dudas de la prensa británica y de los ingleses. Es por eso que, apenas un día después de ese anuncio de vacaciones de la reina Camilla, tanto ella como el príncipe de Gales han confirmado su asistencia a la celebración anual del Día de la Commonwealth en la Abadía de Westminster el próximo lunes 11 de marzo. De esta manera, la Casa Real ha dado marcha atrás, tomando una decisión desesperada para demostrar que la familia royal inglesa sigue en pie y estable.

La reina Camilla se toma unos días de descanso tras unos meses al frente de la Casa Real

Desde que Carlos III y Kate Middleton cogieron la baja por sus respectivos estados de salud, la reina Camilla y el príncipe Guillermo dieron un paso al frente para sostener el peso de la Corona. Es por eso que, tras varios meses de actos y responsabilidades, que la reina Camilla ha decidido marcharse de vacaciones. Así lo comunicaba el diario 'Daily Mail', destacando la preocupación que esta nueva ausencia ha generado entre los medios y ciudadanos británicos.

Según el citado medio habría sido el propio rey Carlos III quien habría propuesto que su esposa se tomara esta semana de descanso, moviendo hilos y organizando el viaje. Un gesto de agradecimiento y cuidado hacia Camilla tras asistir y presidir a más de una docena de actos en las últimas semanas. Además de relajarse, el objetivo de esta semana alejada del foco mediático sería coger fuerzas para lo que esta por venir. "Camilla ha estado muy preocupada por la salud de su marido, y además ha tenido que adaptarse a la apretada agenda de compromisos", explicaba la experta en Casa Real Ingrid Seward sobre los verdaderos motivos de este descanso de la monarca.

Kate Middleton reaparece en público tras dos meses desaparecida: la imagen más buscada

El lunes 4 de marzo salía a la luz la imagen más buscada: Kate Middleton reaparecía en público tras su misteriosa operación abdominal. La princesa de Gales era fotografiada yendo de copiloto en el coche de su madre, Carole Middleton, en los alrededores de su casa en Windsor. Sin maquillar, desmejorada y con gafas de sol, la princesa ha mostrado una expresión neutra aunque tranquila mientras ella y su progenitora circulaban por las inmediaciones del Castillo de Windsor.

Loading...