Cuando pensábamos que Charlene de Mónaco había superado todos los baches de salud, su reciente positivo en coronavirus le ha alejado nuevamente de la vida pública. Afortunadamente, la princesa se encuentra bien y apenas presenta síntomas relativas al virus pero sigue aislada de todos los miembros de su familia.

Su ausencia nos hace rememorar de manera inevitable los meses que pasó en Sudáfrica aquejada de una fuerte infección en los oídos, enfermedad que la llevó a pasar por quirófano hasta en tres ocasiones. De esta etapa ha hablado Alberto de Mónaco a Journal de Dimanche.

Artículo recomendado

Charlene de Mónaco sufre un nuevo bache de salud que la alejará (otra vez) de la vida pública

Charlene de Mónaco sufre un nuevo bache de salud que la alejará (otra vez) de la vida pública

El príncipe monegasco ha reconocido por primera vez que su mujer "ha sufrido mucho y ha vivido momentos difíciles lejos de su familia". Alberto de Mónaco lo tiene claro, todo este tiempo que han estado separados ha sido una "prueba" para ellos y para sus hijos Jacques y Gabriella quienes también notaron especialmente la falta de su progenitora. De ahí que su vuelta a casa haya sido "lo más bonito que podría haber sucedido".

Charlene y Alberto de Mónaco con Jacques y Gabriella
Cordon Press

Respecto al estado de salud actual de Charlene, Alberto se muestra optimista y feliz: "Está mejor, finalmente podemos pasar tiempo juntos. Es un alivio y una alegría para todos nosotros".

Artículo recomendado

Carlota Casiraghi y Carolina de Mónaco, derroche de estilo en la boda de unos amigos en Roma

Carlota Casiraghi y Carolina de Mónaco, derroche de estilo en la boda de unos amigos en Roma

En solo unos días, Charlene de Mónaco podrá abandonar su encierro y todo apunta a que recuperará sus compromisos institucionales con sosiego. Por el momento, no tiene abierta la agenda pero sí ha presidido varios actos en los que la hemos podido ver mucho más recuperada. La exnadadora ha recuperado las riendas de su vida tras un año para olvidar, una etapa muy complicada en la que sus hijos y las ganas de estar con ellos se han convertido en su mayor medicina.