Carmen Borrego siempre ha defendido a Rocío Carrasco, a la que considera como una hermana más. Al igual que su madre, María Teresa Campos, y su hermana Terelu, han sido años de guardar silencio acerca del conflicto entre Rocío Carrasco y sus hijos, con los que lleva años sin mantener relación. María Teresa Campos dijo en su día: "Ojalá algún día se haga justicia con Rocío Carrasco".

Artículo relacionado

Las circunstancias han cambiado y todos ya pueden hablar del tema sin reparos, a raíz del documental 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', donde es la propia Rocío Carrasco la que explica, con tintes realmente dramáticos, cuál ha sido su realidad durante los últimos 20 años. El episodio en el que relata la agresión que sufrió de manos de su hija es, justamente, uno de los más dolorosos, como podremos ver este miércoles próximo cuando se emita el episodio número 8 de la serie.

En 'Viva la vida', donde colabora, Carmen Borrego ha hablado muy claro: "Conocía este testimonio desde hace años, aunque no con tanto detalle. Me hace daño, claro, pero no solo por Rocío Carrasco, sino también por Rocío Flores. Creo que esa niña no estaba bien en ese momento".

Carmen Borrego también sueña con una reconciliación entre madre e hija. "Como madre, me gustaría enviarle un mensaje. Yo le diría a Rocío Flores, de la que nunca he hablado ni bien ni mal, que muchas veces pedir perdón no es un acto de vergüenza sino de valentía".

Emma, presentadora del programa, respondió: "Cómo no va a estar mal Rocío Flores después de tantos años sin tener relación con su madre. Rocío Flores está acostumbrada a llevar sus sentimientos por dentro y a disimular muy bien. Como también lo ha estado haciendo su madre todos estos años".

Carmen Borrego no estaba muy de acuerdo con esa apreciación: "He coincidido esta semana con ella y no la he visto tan mal". Quizá Emma tenga razón y tanto madre e hija han aprendido a sobrellevar el dolor por dentro.