El propio Kiko Rivera mostró, al finalizar el especial 'Cantora. La herencia envenenada', la desazón que sentía por dentro. "Otras veces, acabo una entrevista y pienso 'qué bien, lo he soltado todo y qué bien me he quedado'. Hoy no, estoy muy triste". Su mujer, Irene Rosales, adelantó un día su viaje a Madrid –hoy estará en 'Viva la vida'– para no dejar a Kiko Rivera ni un minuto solo.

Artículo relacionado

Para Kiko Rivera su paso por este programa especial ha sido tan doloroso como lo fue el descubrir que su madre le había estado mintiendo y utilizando toda la vida. Hoy sábado ha amanecido igual de triste y así lo ha dejado reflejado en su cuenta de Instagram. "Muchas veces en mi vida me enfadé con el mundo,sentí odio por mi mismo o culpabilicé a los demás por lo que me ocurría. Conozco la desesperación, las noches horribles de insomnio, las drogas y las pastillas para dormir, el vacío y la sensación espantosa de que nada tiene sentido. Sé lo que es tener el corazón roto. Conozco muy bien el miedo, la ansiedad, la ira y el resentimiento...". Sus palabras encierran tanto dolor que va a ser muy difícil para él superar la traición de la persona en la que más confiaba: su madre.

Kiko Rivera

Kiko Rivera se ha mostrado muy triste esta mañana, horas después de participar en 'Cantora. La herencia envenenada'.

Instagran @riverakiko

Es muy posible que Kiko Rivera no haya pegado ojo en toda la noche, después de cuatro horas y media intensísimas en las que proporcionó un titular tras otro. Pronunció por primera vez la palabra 'cárcel' al referirse al 'sitio en el que estaba' Isabel Pantoja –nadie de la familia Pantoja había querido verbalizar esa palabra hasta ahora– y lució una gorra con un toro, en un claro guiño a su padre, Paquirri. Dijo avergonzarse de su apellido Pantoja y está dispuesto a iniciar una relación con la familia Rivera que, por lealtad a su madre, nunca tuvo interés en mantener.

Por suerte para Kiko Rivera, no está solo y él lo sabe. Tiene a su mujer, a sus tres hijos, y ahora a toda la familia Rivera que está de su lado. Bárbara Rey le escribió un cariñoso mensaje: "Tu padre desde el cielo estará orgulloso de ti. Por los hijos se da la vida y todo nos parece poco para los hijos. Sigue adelante y pide a Dios que te ayude".

Kiko Rivera

El cariñoso mensaje que le ha escrito Bárbara Rey a Kiko Rivera

Instagran @riverakiko

Hay un antes y un después desde el famoso 2 de agosto de 2020, día del 64 cumpleaños de su madre, en el que Isabel Pantoja reunió a familia y amigos en Cantora. Todo iba bien hasta que Kiko Rivera hizo un tristísimo descubrimiento que provocó que al hijo de Isabel Pantoja se le cayera la venda. La puerta de la habitación de Paquirri, que siempre estaba cerrada con llave, estaba abierta y Kiko vio lo que había en su interior: todos los trastos de su padre que, según su madre, habían sido 'robados' cuando Carmen Ordóñez los reclamó judicialmente para sus hijos Fran y Cayetano, tal y como había dejado escrito Paquirri en su testamento.