Vicky Martín Berrocal y su hija Alba Díaz Martín pasaron un inicio de año de auténtico lujo a su lado en Miami. Domingo Zapata es un amigo íntimo de la diseñadora, pero ese 2018 que se las prometía próspero ha arrancado con una mala noticia: le han condenado por fraude.

Zapata, de profesión artista, ha sido condenado a pagar 1,5 millones de euros por fraude fiscal. Él mismo se ha reconocido culpable de tres delitos de fraude fiscal, y ha llegado a un acuerdo con la justicia: deberá pagar 1,5 millones y así esquivará la pena de 7 años y la multa de 5 millones, que era la petición inicial de la fiscalía.

El mallorquín ha tenido que abandonar su residencia en Miami para trasladarse hasta su Palma natal y así testificar en el juicio. En total, defraudó unos 825.000 euros a través de los impuestos de sociedades de 2006 y 2007 y la tributación del IVA de este último ejercicio.

Artículo relacionado

Zapata es un gran amigo de uno de nuestros actores más reconocidos en Hollywood, que, como él, también es pintor, Jordi Mollá. El intérprete fue otro de los rostros conocidos que estuvo al lado de Martín Berrocal en su visita a Florida acompañada por su hija, de la que tanto se ha hablado y escrito. Pasearon por las zonas más de moda, fueron de compras, cenaron en los ‘hot spots’ de la ciudad y se hicieron fotos, muchas fotos. Madre e hija no tenían más que palabras de agradecimiento para el que fue su anfitrión, que abrió las puertas de su casa, pues para él ellas, más que amigas, “son parte de la familia”.

Actualmente, sus cuadros no solo decoran las mansiones de las mayores estrellas que puedas nombrar. Gente del mundo del cine, de la música, del espectáculo cuentan con ‘Zapatas’ originales colgando de sus paredes llenándolas de vida. Los viandantes también pueden disfrutar de su arte pues, como muralista, ha plasmado su elogio al color en edificios de Miami, Nueva York o Jamaica.